viernes, abril 16

Gobierno de AMLO y Odebrecht acuerdan reparación de daños por contrato con Pemex

0
194

Con este acuerdo, el Gobierno de México se va ahorrar 13 mil 749 millones de pesos

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), anunció que su gobierno llegó a un acuerdo con la empresa Odebrecht por un contrato firmado en 2010 con Petróleos Mexicanos (Pemex) y la planta petroquímica Etileno XXI, planta que produce polietileno en Coatzacoalcos, Veracruz

“Repara el daño y puedes seguir con tu empresa, en condiciones de justicia, de legalidad. Entonces, eso es lo que se hizo en el caso de una planta de Odebrecht que produce polietileno en Coatzacoalcos, en Nanchital, Veracruz”, informó el mandatario mexicano en su conferencia de prensa matutina desde Palacio Nacional.

Con este acuerdo, alcanzado el 26 de febrero por el contrato que se canceló en diciembre, el Gobierno de México se va ahorrar 13 mil 749 millones de pesos; sin embargo, la Fiscalía General de la República (FGR) especificará cuanto tiene que pagar la empresa Odebrecht, apuntó López Obrador.

Además, Pemex no tendrá que pagar las penalizaciones de 147 millones de dólares por incumplir el contrato en los primeros dos años de la presidencia de Andrés Manuel López Obrador, quien argumentaba que Pemex le vendía el gas a menor precio del mercado y le “subsidiaba”.

En la conferencia también participó el director de Pemex, Octavio Romero, quien detalló que, tras el acuerdo, Braskem-Idesa le pagará a Pemex el 100 % del precio del gas etano.

Asimismo, la obligación de Pemex de suministrar gas se reduce a la mitad desde ahora y se eliminará por completo en 2024.

Octavio Romero detalló que el contrato firmado en 2010 era para suministro de gas etano a la empresa petroquímica brasileña Braskem, y establecía un suministro obligatorio de 66,000 barriles diarios de gas por 20 años con prórrogas hasta de 15 años adicionales.

“Pemex no contaba con ese volumen de 66,000 porque también ocupa etano para sus propias plantas de etileno, entonces estamos en el peor de los mundos porque ni podríamos surtir las plantas de Pemex ni podríamos cumplir con el acuerdo de ese contrato”, señaló Octavio Romero.

El director de la paraestatal indicó que por cada barril no suministrado debajo de los 66,000 barriles Pemex debía pagar 200 por ciento de penalización, en cambio la empresa solo el 30 por ciento.

“Es decir, Pemex pagaba siete veces más que Brasken por cada incumplimiento”, dijo el funcionario federal.

Informó que en caso de una terminación anticipada por incumplimiento, Pemex debía pagar una multa igual al valor del negocio en marcha, que a la fecha de la firma del contrato ascendía a 5,200 millones de dólares.

Octavio Romero mencionó que Pemex pagó 297 millones de dólares por penalidades en cinco años, debido a que no podía cumplir esa cantidad de etano.

El director de Pemex informó que la suma total que pagó la paraestatal a Braskem hasta antes de la llegada del presidente Andrés Manuel López Obrador a la administración del Gobierno de México fue de 667 millones de dólares, que transformado en pesos, al tipo de cambio son 13,749 millones de pesos.

“Cabe señalar que a partir de esta administración el Presidente nos instruyó a no pagar penalidades de este contrato leonino y se dejaron de pagar 147 millones de dólares, que equivalen a 3,030 millones de pesos, en virtud del acuerdo, esos 3,000 ya no se van a pagar en virtud del acuerdo que ya se firmó”, sentenció Octavio Romero.

Pese al acuerdo, López Obrador advirtió de que aún habrá una investigación de la Fiscalía General de la República (FGR) sobre la planta.

“Hay una denuncia presentada, siguen las investigaciones, porque además hay que ver quién autorizó la firma de este contrato a todas luces leonino, contrario al interés nacional”, expresó.

La negociación se produce después de que en diciembre López Obrador anunció que no renovaría el “contrato leonino” de suministro de gas que se suscribió en 2010, durante la presidencia de Felipe Calderón (2006-2012).

La brasileña Braskem, mayor petroquímica de América Latina, anunció entonces que adoptaría las medidas legales por la rescisión “unilateral” del contrato de la planta, que produce cerca de 1.05 millones de toneladas de polietileno al año.

La petroquímica es una asociación controlada por la brasileña Braskem (75 %), mayor productora de resinas termoplásticas y líder en América Latina, y el Grupo Idesa, uno de los principales grupos empresariales mexicanos.

Fuente: Noticieros Televisa

Leave a reply