domingo, mayo 9

Gobierno de Yucatán asegura pago de deuda sin aumentos

0
769

 

Ante el panorama económico, lanza convocatoria para contratar un “instrumento derivado” que le permita cubrir intereses a tasa fija del préstamo contraído en 2019 para la estrategia Yucatán Seguro

Para disminuir el riesgo de la deuda contraída en noviembre de 2019, por dos mil 620 millones de pesos para la estrategia “Yucatán Seguro”, el Gobierno del Estado publicó anteayer en el Diario Oficial de Yucatán una convocatoria para la contratación de un “instrumento derivado”.

El documento está rubricado por Olga Rosas Moya, secretaria de Administración y Finanzas y Roberto Eduardo Suarez Coldwell, tesorero general del Estado de Yucatán.

Esta cobertura de la tasa de interés aplicará al monto recibido hasta el momento del préstamo contratado con el Banco Nacional de México, que es de 615 millones 380 mil pesos.

El economista Erick Romero Cabañas explicó a Novedades Yucatán que este tipo de instrumentos se utiliza para disminuir riesgos.

“El Gobierno pidió un préstamo de poco más de dos mil 600 millones de pesos, de los que ha recibido poco más de 615 millones. Recibió el dinero a una TIIE (tasa de interés interbancaria de equilibrio) a 28 días de 7.47% más determinados puntos de sobretasa variable. El Gobierno, pensando que por la situación actual las tasas incrementarán en un futuro, busca una cobertura que le asegure pagar la misma tasa con que contrató el préstamo. Por ejemplo, si la TIEE se va a 10 puntos se pagarán mucho más intereses” detalló.

Mencionó que esto demuestra una actuación responsable de la administración estatal, ya que prevé el incremento de tasas, lo que incrementaría también la deuda del Estado, si permanece con tasa variable.

Las propuestas se recibirán el 22 de abril, entre las 13:00 y 13:30 horas, y el fallo se dará a conocer al día siguiente, a las 11:00 horas. Se solicitan cotizaciones con plazos de 24, 48 y 60 meses, considerando como fecha de inicio del instrumento el día de la confirmación o cierre.

“Lo que hacen las empresas o los inversionistas, en este caso el Gobierno, es comprar un derivado, un swap con el que se adquiere la seguridad de que si sube la tasa, se pague siempre una tasa fija. En el mercado hay inversionistas que tienen tasa fija y por alguna situación les conviene cambiar a tasa variable. Al final, las dos partes ganan y les saldrá más barato. Es cuestión de encontrar alguno y que se pongan de acuerdo, para ello se lanza la licitación, lo cual está dentro del marco legal. Es una cobertura para no arriesgar, si suben las tasas, como un seguro”, precisó el economista.

El Gobierno del Estado señala en la convocatoria que la ley le permite cubrir hasta el 50 por ciento del crédito otorgado, que son mil 310 millones de pesos.

“Todo está legalmente establecido. Va a entrar a un fideicomiso el dinero. Cuando se paguen las tasas, la institución que compró la cobertura le paga a Banamex lo que pactó”, concluyó.

La convocatoria especifica que solo se recibirán ofertas de instituciones reguladas y que acrediten contar con autorización del Banco de México, para celebrar operaciones o instrumentos derivados.

Fuente: Novedades Yucatán.

Leave a reply