martes, septiembre 29

Gobierno federal admite que no puede contra la pesca ilegal en Yucatán

0
521

El comisionado nacional de Acuacultura y Pesca, Raúl Elenes Angulo, reconoció que no podrá frenar la pesca furtiva en Yucatán, que afecta económicamente a miles de familias ante el desplome del precio del pulpo y otras especies, las cuales fueron minimizadas por el funcionario, quien dijo que la falta de inspectores en los 300 kilómetros de la costa yucateca “no es un tema de cantidad sino de calidad”.

“Así tuviéramos 20 o 30 (inspectores) para vigilar la zona, los litorales, es una estrategia fallida definitivamente, es un problema de falta de personal en todo el Gobierno Federal, y queremos a lo mejor canalizar inspectores de otras zonas pero con tareas específicas”, reconoció el funcionario.

Con poco dominio del tema, el comisionado de Conapesca minimizó el problema de la pesca furtiva en Yucatán, al decir que es algo “de todos los días”, y que los datos que salen a relucir son nada más y nada menos que simples “rumores”, con lo cual ignora la voz de los pescadores que “diariamente salen a realizar esta noble actividad y que viven en carne propia la notable reducción del número de especies de pepino de mar, langosta, pulpo, boquinete y mero.

“Nos han cuestionado en todos lados el poco número de elementos, nosotros hemos sostenido que no es un tema de cantidad sino de calidad de elementos, y estamos buscando en coordinación con los gobiernos de los estados crear estrategias más coordinadas junto con el resto de las entidades de seguridad. Creemos que el tema de inspección y vigilancia se convirtió en un asunto de seguridad nacional, es un tema de inseguridad, porque no solamente la pesca furtiva como tal, sino hay otro tipo de actividades ilícitas vinculadas a la actividad de pesca furtiva”.

En ese marco reconoció que la Conapesca es la encargada de realizar las labores de prevención y acción en el tema de la pesca furtiva, y que el Gobierno del Estado solamente ayuda con estos trabajos; sin embargo, el trabajo federal no está dando resultados.

La visita de Elenes Angulo tiene como motivo el de convencer al Gobierno estatal de firmar un “convenio de colaboración”, que, si bien puede ser como uno de los tantos que se hacen en la administración pública, en realidad suena más a una forma de zafarse del problema y, de paso, colgarse de los recursos públicos y las estrategias de seguridad tanto de Yucatán como de otras entidades afectadas por la pesca furtiva de otras entidades, como Campeche.

A pesar de que se le comentó al comisionado que en el Estado llegó a operar con un solo inspector que se encargaba de realizar la titánica labor de velar por los más de 360 kilómetros que conforman la costa yucateca, el funcionario federal señaló que, aunque “se tuvieran 20 o 30 inspectores siempre se tendría una estrategia fallida” ya que “es un problema muy complejo”, demostrando la nula capacidad de planeación que ejerce dentro de la Conapesca.

Además, mencionó que para el próximo año la dependencia tiene contemplado un presupuesto de apenas 20 millones de pesos para el combate de la pesca furtiva, en un claro ejemplo de falta de compromiso con los pescadores yucatecos y mexicanos, quienes son los afectados directos, ya que estos recursos son insuficientes para cubrir los 11 mil kilómetros de costas en el país.

Entre titubeos e incomodado por los cuestionamientos, Elenes Angulo buscaba librarse de las preguntas de los comunicadores yucatecos al decir que “se están desarrollando estrategias”, evitando dar a conocer las acciones concretas que se realizarán para combatir el tráfico de estas especies marinas.

Fuente: Novedades Yucatán

Leave a reply