viernes, diciembre 4

Gobierno federal: declaratoria de emergencia a 20 municipios yucatecos

0
229

El gobierno federal estableció la declaratoria de emergencia, debido a la presencia de lluvias severas del 1 al 7 de octubre de 2020, para los municipios de Baca, Calotmul, Celestún, Dzidzantún, Espita, Hunucmá, Ixil, Kanasín, Kaua, Mocochá, Progreso, Sanahcat, Sinanché, Sucilá, Telchac Puerto, Tepakán, Uayma, Ucú, Valladolid y Yobaín; por lluvia severa de 1 al 7 de octubre de 2020 e inundación pluvial los días 7 y 8 de octubre de 2020, para los municipios de Chemax, Cuncunul, Mérida, Temozón y Tunkás; y por inundación pluvial los días 7 y 8 de octubre de 2020, para los municipios de Buctzotz, Izamal, Tixkokob y Tixpéhual, todos del Estado de Yucatán, conforme a la publicación de este miércoles en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

Es importante destacar que posterior a estos fenómenos naturales, el gobernador realizó la gestión ante autoridades de Protección Civil Federal para hacer dos declaratorias de emergencia, para un total de 34 municipios y los insumos que este miércoles comenzaron a distribuirse corresponden a la primera declaratoria autorizada para los municipios de San Felipe, Río Lagartos, Tizimín, Dzilam de Bravo y Panabá.

En los próximos días se espera recibir la totalidad de las ayudas correspondientes a la segunda declaratoria de emergencia, con la cual se beneficiarán a 101 comisarías de 29 municipios, entre las que se incluye la ciudad de Mérida.

La entrega de estos insumos tiene fecha tentativa de inicio para el próximo 26 de octubre y tal operativo se efectuará por el Gobierno del Estado en coordinación con personal del Ejército Mexicano.

Declaratoria de Desastre Natural

El martes por la noche la titular de la Secretaría General de Gobierno (SGG), María Fritz Sierra, encabezó la instalación del Comité de Evaluación de Daños (CED) con autoridades federales y presentó, a nombre del Ejecutivo, la solicitud de Declaratoria de Desastre Natural para 38 municipios.

La petición ante la Federación, requisito indispensable para acceder a recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), de acuerdo con lo dispuesto por la Ley General de Protección Civil y las reglas generales de operación del programa, es para Cenotillo, Chemax, Chichimilá, Cuncunul, Mérida, Mocochá, Panabá, Temozón, Tinum, Tizimín y Tunkás, por lluvias severas e inundación pluvial, del 1 al 7 de octubre.

En el mismo periodo, por lluvias severas, para Baca, Calotmul, Celestún, Dzidzantún, Dzitás, Espita, Hunucmá, Ixil, Kanasín, Kaua, Progreso, Río Lagartos, San Felipe, Sanahcat, Sinanché, Sucilá, Telchac Puerto, Temax, Tepakán, Uayma, Ucú, Valladolid y Yobaín, y por inundaciones pluviales, para Buctzotz, Izamal, Tixkokob y Tixpéhual.

Las demarcaciones con declaratoria de emergencia, a excepción de Dzilam Bravo, están incluidos en la solicitud presentada para la Declaratoria de Desastre Natural a los que se agregan: Dzitás, Temax, Cenotillo, Chichimilá y Tinum para la suma de 38 municipios.

La declaratoria de Desastre Natural permite acceder a recursos económicos, en tanto la Declaratoria de Emergencia sólo autoriza apoyos emergentes, es decir en especie como láminas, productos para aseo, despensas, etc.

Diputado propone un Fondo Estatal de Emergencias

Por su parte, el diputado priísta Luis Borjas Romero señaló que ante la reciente desaparición del Fonden se deben tomar acciones a nivel estatal para asegurar el bienestar y patrimonio de los yucatecos, ante lo cual propone modificar la Ley del Presupuesto y Contabilidad Gubernamental del Estado de Yucatán, con lo que se cambiaría la forma en la que se integran los recursos destinados al Fondo para la Atención de Emergencias y Desastres del Estado, obligando a que anualmente se presupueste una cantidad que no sea inferior al .4 por ciento (aproximadamente 100 millones de pesos) del total del presupuesto que se le otorga al ejecutivo.

Fuente: Jornada Maya

Leave a reply