viernes, enero 15

Grupos antivacunas dañan gravemente la salud: especialistas

0
349

“Se ven muy amigables, pero tienen información falsa”: Wolfgang Gaissmaier

Aunque los grupos antivacunas han hecho un daño “gravísimo” en la salud pública, en México no han hecho mucho eco, afirmaron especialistas en II Foro Nacional de Influenza Flu Summit 2019 que organizó la compañía farmacéutica multinacional Sanofi Pasteur en Guadalajara, Jalisco el pasado 24 de septiembre.

La desinformación de estos grupos se ha concentrado en países europeos y Estados Unidos, y han sido la causa del resurgimiento de enfermedades que ya habían desaparecido, como el sarampión. “Han incurrido, en buena medida, por esta nueva capacidad de información diseminada. La gente piensa que cualquier cosa que hay en internet es verdad. Y también ha habido fuego amigo, algunas investigaciones que resultan falsas como la relación entre el sarampión y el autismo. Hay todo un grupo de personas que discuten eso y propugnan porque sea un derecho no vacunarse”, opinó el doctor Alejandro Macías.

Durante su conferencia, el doctor Wolfgang Gaissmaier de la Universidad de Konstaz, Alemania, habló sobre las barreras de vacunación y mencionó que la información médica debe ser más entendible para las personas. También mencionó la información errónea o incongruente en las redes sociales e incluso en personalidades con poder de convocatoria como Donald Trump.

“En Alemania, si comienzas a buscar información sobre vacunas muy rápidamente encontrarás páginas antivacunas. Se ven muy amigables, pero tienen información falsa. Lo que hacen es recoger historias individuales de padres que vacunaron a sus hijos y luego fueron diagnosticados con autismo. Eso no es algo común y muchas veces sus hijos iban a ser diagnosticados de autismo de todas maneras, no es una enfermedad que se desarrolle en dos días”, advirtió.

Recomendó que se comuniquen mejor los beneficios de las vacunas a través de estadísticas que la gente pueda entender, que se resuma la evidencia médica para que sea entendible y cercana. Pero esto no es suficiente, se necesita complementar la experiencia clínica con buenas historias ya que las historias reales las personas las pueden imaginar, en cambio las posibilidades no. Y si siempre se habla de posibilidades y riesgos, no lo sienten cercano.

Corregir mitos

De igual forma, recomendó que los mensajes positivos acerca de las vacunas sustituyan al intento de corregir los mitos. “Primero porque lo repites, y la gente se acuerda. Después, pasado el tiempo las personas recuerdan que hay un debate pero no la exactitud de los datos y se quedan indecisos. En cambio, el mensaje positivo hace que llegue a personas exceptivas”, explicó.

También enfatizó que se debe apelar a los beneficios sociales antes que los individuales. Hay personas de ciertas edades como los neonatos o ancianos que no pueden vacunarse o que no resulta tan efectivo. Por eso es importante que las personas alrededor de ellos sean vacunadas.

Otra cosa es que la vacunación debe ser más fácil y verse como algo por default, no una posibilidad. La forma en la que los pediatras hablan con los padres de los infantes debe ser más coercitiva a la hora de ofrecer la vacuna.

Por su parte, la doctora Lucia Bricks presentó ejemplos de casos mundiales en los que una baja de vacuna trajo consigo un brote histórico o el resurgimiento de una enfermedad extinta. Advirtió que en ocasiones por el éxito de las vacunas se olvida que existe una enfermedad y la población baja la guardia, por lo que al sentir síntomas suelen confundirlo con enfermedades más comunes.

“En el hospital donde trabajo hubo un caso de tétanos, el niño de una zona muy pobre de Brasil llegó al hospital para tratar un cáncer y murió de tétanos. Lo mismo sucedió con el paciente de un amigo, un niño que recibió un trasplante de corazón y después de esa cirugía tan peligrosa, contrajo varicela y falleció de eso, luego de sobrevivir un trasplante”, contó la especialista.

Fuente: La Jornada

Leave a reply