sábado, octubre 16

Guardia Nacional detiene a 2 sujetos con 318 kilos de pulpo en Mérida

0
158

Las dos personas llevaban la fauna acuática en 16 bolsas de plástico

En apoyo a la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), integrantes de la Guardia Nacional en Mérida detuvieron a dos personas que transportaban aproximadamente 318 kilos de pulpo sin documentación alguna y protegido por veda biológica.

Los hechos se registraron cuando autoridades de Conapesca solicitaron el apoyo de la Guardia Nacional para presentar ante las autoridades correspondientes a las personas que trasladaban en 16 bolsas de plástico la fauna acuática.

Violan veda

Tras infringir la veda para la pesca de las especies de pulpo en aguas de jurisdicción federal de los litorales del Estado y tras darles lectura de la Cartilla de Derechos que Asisten a las Personas en Detención y realizar el llenado del Registro Nacional de Detenciones, las personas, el vehículo y el producto marino fueron presentados ante la Fiscalía General de la República en la entidad para las investigaciones correspondientes.

Con estas medidas a favor de la vida marina, la Guardia Nacional refrenda su compromiso para fortalecer la verificación y vigilancia del cumplimiento de la normatividad ambiental en materia de recursos naturales.

Pesca furtiva sigue dañando actividad

Por otra parte, representantes del sector pesquero local señalaron que el furtivismo en Yucatán se intensificó con la apertura de las pesquerías de pepino de mar, y que este problema ha crecido en los últimos años al extenderse y dañar a las demás actividades.

José Luis Carrillo Galaz, presidente de la Federación Regional de Cooperativas Pesqueras de Centro y Poniente de Yucatán, indicó que el furtivismo en el Estado dio un enorme “salto” hace aproximadamente 10 años, con las primeras aperturas de las pesquerías de pepino de mar, especie que por este mismo problema se encuentra a punto de desaparecer de la costa yucateca.

Tras la decadencia de la actividad los propios furtivos extendieron su panorama y comenzaron con la pesca de especies importantes para el Estado, como pulpo, mero y langosta.

Se estima que en Yucatán de los más de 12 mil pescadores que hay, entre mil 500 y 2 mil se dedican de forma continua o esporádica a actividades ilícitas de pesca furtiva.

La mayor concentración de hombres de mar dedicados a estas labores se localizan en el centro y poniente del Estado.

Manolo Sánchez Gonzales, presidente de la Unión de Armadores de Yucatán, indicó que la apertura de mercados y la alta demanda de los productos marinos en plazas nacionales e internacionales ha generado un precio excelente para el quienes se dedican a esta actividad.

Sin embargo, esto que debería ser una gran noticia ha resultado desfavorecedor para el sector pesquero organizado y que respeta las vedas, ya que al tener tan buen precio, el furtivismo ha puesto sus ojos en dicha demanda, explotando fuera de tiempo tales recursos, generando más daños a las especies que soportan el ancho de la actividad.

Fuente: Novedades Yucatán

Leave a reply