viernes, noviembre 27

Habría un hospital temporal en Valladolid

0
1615

A marchas forzada, incluso día y noche se lleva al cabo la nivelación y aplanamiento de una superficie en la parte posterior del terreno del Hospital General de esta ciudad, en lo que al parecer será un nosocomio inflable, para albergar a enfermos de coronavirus Covid-19, y pueda operar el sanatorio de manera normal para atender a otro tipo de pacientes, sin el riesgo de que se puedan contagiar.

Desde hace unos días el rector de la Universidad de Oriente (UNO), Luis Fernández Vidal, cuyo edificio de la casa de estudios se encuentra a un lado del hospital, publicó en su cuenta de Facebook que observó un gran movimiento de trabajadores y maquinaria pesada en terrenos del hospital, de tal modo que se acercó a preguntar sobre el proyecto y le dieron a entender que era para instalar un sanatorio inflable, en el lugar.

Sin embargo ese dato no lo pudo confirmar de manera oficial, pues al parecer los trabajadores encargados de la obra tampoco podían decir nada al respecto.

Se buscó respuesta entre personal del hospital de lo que se trataba la obra, y nadie informaba de manera oficial sobre el plan, pero según las investigaciones realizadas, los trabajadores tenían una semana para concluir la nivelación y aplanamiento del terreno, motivo por el cual estaban trabajando a marchas forzada, las 24 horas del día.

Se hizo averiguaciones entre otras fuentes, quienes indicaron que en la superficie será para la instalación de un hospital inflable en la parte posterior de la clínica, fuera de la vista de la gente, motivo por el cual se decidió sea en la parte trasera del nosocomio en donde solo se puede acceder a través de una entrada donde hay una caseta de seguridad, o en su defecto, brincando algunos obstáculos pasando por el terreno de la Universidad de Oriente.

De acuerdo con las fuentes se trata de crear un hospital inflable que albergará y dará atención a los pacientes que lleguen contagiados por el Covid 19, para que el Hospital General reanude sus operaciones de forma normal atendiendo a todo tipo de pacientes.

El hospital inflable estaría aislado del edificio permanente del nosocomio, de tal modo que no se mezclen los pacientes con otras enfermedades y que corran el riesgo de contagiarse, pero aún no se ha dado a conocer de manera oficial los detalles del proyecto, mucho menos se sabe cuantas camas se instalarían en el lugar.

Desde que inició la contingencia, la mayoría de los médicos del Hospital solicitaron licencia o vacaciones, de modo que se cancelaron varios servicios en el lugar, lo que hace que el nosocomio casi esté vacío, solo permanecen los que están hospitalizados por enfermedades graves, pero los familiares tienen miedo que sean contagiados, debido a que cuando menos se han atendido cuatro casos de Covid-19 en el lugar y que han dado positivo.

Tanto médicos como pacientes con otras enfermedades y sus familiares tienen miedo de acudir al hospital, por lo que el lugar está casi paralizado, justo por los casos de Covid-19 que se han presentado.

Se averiguó que en el terreno de las labores hay varias máquinas y volquetes que están trabajando sin descanso en el lugar para dejarlo listo, por lo que se cree que la próxima semana se estaría montando el hospital inflable en el lugar, tomando en cuenta que en esta ciudad llegan pacientes de casi todo el oriente, además de otros de municipios de Quintana Roo, de modo que se ha convertido en el centro de atención médico de esta zona.

Fuente: Diario de Yucatán

Leave a reply