domingo, agosto 18

Hallan dormido en la playa a un bañista “ahogado”

0
194

Vive pero es apresado

PROGRESO.— El meridado Ricardo Chan Canul, de 38 años de edad, vive para contar que se sumó a la corta lista de personas que en algún lugar del mundo fueron dadas por muertas y luego resultaron seguir vivas.

A él lo dieron por muerto por casi seis horas en este puerto yucateco.

Su historia tuvo un final feliz, aunque su familia vivió un drama de las 6 de la tarde a la medianoche del último domingo de septiembre.

A las 6 p.m. de anteayer, Isabel Orozco, de 38 años y vecina de la colonia Xoclán en Mérida, reportó a policías estatales y municipales y paramédicos que su esposo, Chan Canul; ella y sus dos hijos, menores de edad, llegaron a las 10 a.m. a la playa del malecón.

Narró que comieron e ingirieron bebidas alcohólicas durante el pasadía playero.

En plena crisis nerviosa, la mujer declaró que a las 5:30 de la tarde ella y su marido se metieron al mar, ella salió a ver a sus dos hijos y vio que su esposo, quien no sabe nadar, se alejaba de la orilla e, incluso, varias personas grabaron con sus celulares cuando las marejadas lo arrastraron entre los arcos del exmuelle fiscal.

Tras el reporte del ahogamiento, del puerto de abrigo de Yucalpeten salieron dos lanchas de búsqueda y rescate, una de los bomberos y una de la IX Zona Naval.

Las embarcaciones “peinaron” durante unas cuatro horas la zona del muelle de pescadores y los arcos del exmuelle fiscal, donde se aseguró fue el último lugar donde vieron a Chan Canul.

Mientras bomberos de la Secretaría de Seguridad Pública y elementos de la Estación de Rescate de la IX Zona Naval buscaban al supuesto ahogado, Isabel Orozco, desesperada, y sus dos hijos, sentados en la barda del malecón, esperaron noticias del jefe de familia.

Tras la fallida búsqueda en el mar, policías municipales comenzaron a recorrer la playa por si el mar arrojó al bañista dado por muerto.

Ajeno al drama familiar y a la búsqueda oficial, Chan Canul dormía plácidamente por la borrachera.

Después de las 11 p.m. los policías que recorrían la costa encontraron a un varón tirado en la arena bajo una palapa a unos 200 metros del inicio del malecón.

El desconocido estaba bien dormido por la borrachera y resultó ser el meridano Chan Canul, quien fue dado por muerto por casi seis horas.

El meridano fue subido a una patrulla municipal y llevado a la cárcel municipal por ebriedad.

Ayer lunes fue liberado, pero la Policía no informó cuánto le cobró de multa y qué infracción se le atribuyó.

Fuente: Diario de Yucatán

Comments are closed.