domingo, mayo 16

Hallazgo de huellas de niños en cueva de Yucatán ocurrió hace 20 años

0
318

INAH y especialistas resguardan el encuentro de estos hechos por seguridad

El fin de semana se dio a conocer un nuevo hallazgo en la península de Yucatán, relacionado con la cultura maya. Se trata de huellas de niños con más de mil 200 años de antigüedad, plasmadas en una cueva de la zona. Sin embargo, Sergio Grosjean, uno de los investigadores, afirmó que este descubrimiento fue hace 20 años aproximadamente, pero resguardan este tipo de hechos por seguridad y para evitar actos vandálicos.

En entrevista, Sergio Grosjean indicó que en este descubrimiento participaron investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de Yucatán, con quienes se ha llegado al acuerdo de cuando sucede este tipo de hallazgos, es preferible mantenerlo en secreto, por seguridad de la zona.

“Es una zona en la que hemos encontrado otros hallazgos arqueológicos que tienen que ver con cráneos, vajillas y otros elementos asociados a la cultura maya, pero guardamos seguridad en esto porque hemos encontrado actos vandálicos en varias cuevas”, señaló.

En este sentido, el arqueólogo explicó que ya han tenido registros de hechos en los que en una cueva encontraron detalles de figuras geométricas, también relacionadas con registros de la cultura maya y precisamente alguien entró y grafiteó el área.

“Es por esto que preferimos mantener en secreto. En este caso de las huellas encontradas, hicimos un registro metodológico de toda la cueva y hasta que no se tengan las condiciones para dar acceso al público, vamos a mantener en secreto la ubicación de la cueva”, reiteró.

Asimismo, Grosjean Abimerhi dio a conocer que en 2012, en el cenote Noc Ac, ubicado a 25 kilómetros de Mérida, descubrieron fósiles de dientes de tiburón megalodón y otras especies, pero al dar a conocer el hecho, personas entraron para extraer los fósiles de las paredes del cenote.

“Hay registros de personas que entraron, taladraron, usaron cinceles y martillo, incluso usaron explosivos para sacar los dientes y vasijas y entonces así es como se registra el robo de piezas arqueológicas”, añadió.

En cuanto al hallazgo dado a conocer este fin de semana, se trata de huellas, la mayoría de niños; el arqueólogo indicó que se trataría de un posible ritual maya en donde los menores dejarían pruebas de su transición de la niñez a la adolescencia.

Fue un equipo de investigación que descubrió 137 huellas pintadas en colores rojo y negro, las cuales están plasmadas en las rocas verticales de la caverna.

Además, otro rasgo importante del encuentro es que la caverna está localizada justo debajo de una ceiba de unos 15 metros de altura.

Para el equipo de investigadores es un dato importante, ya que la ceiba es considerada un árbol sagrado en la cultura maya, sobre todo por el simbolismo que representa, es decir, es vista como si las ramas sostuvieran el cielo y las raíces se dirigen hacia el inframundo.

Según los especialistas, las huellas son los vestigios de un ritual de iniciación en el periodo prehispánico.

En este ritual, se presume que podría tratarse de una transición de la niñez a la pubertad, incluso, el investigador mencionó que los colores utilizados dan señal de esto.

Por ejemplo, las huellas que son de color negro, implican muerte y las rojas, guerra o vida.

Los investigadores tomaron fotografías de lo encontrado y seguirán las investigaciones para conocer a profundidad sobre el ritual en el que hubo niños involucrados.

El investigador también dio a conocer que entre otros hallazgos que tuvieron en la zona fueron un rostro labrado y seis relieves con pinturas, los cuales datan de entre los años 800 y mil después de Cristo.

Fuente: La Jornada Maya

Leave a reply