sábado, abril 4

Hay que evitar los golpes de calor en estas vacaciones

0
436

En estas vacaciones de primavera, el Instituto Mexicano del Seguro Social exhorta a la población a no exponerse por períodos prolongados al sol y al calor, así como a los ambientes sin adecuada ventilación, ya que por las altas temperaturas que se registran podrían presentarse casos de golpe de calor, lo cual puede afectar el cerebro, el corazón, los riñones y los músculos del cuerpo, además de poner en riesgo la vida.
El golpe de calor consiste en un aumento de la temperatura corporal, a partir de los 40 grados, que afecta de manera súbita las funciones vitales del organismo al ocasionar un estado grave de deshidratación; los más vulnerables son menores de cuatro años de edad, personas con diabetes, hipertensión o con problemas cardíacos, informó el jefe de Urgencias del IMSS Yucatán, Dr. Miguel Cortés Martínez.
El golpe de calor no sólo puede ser producido por la prolongada exposición a las altas temperaturas, sino también por el ejercicio o actividad extenuante en ambientes sin adecuada ventilación.
“Ante una excesiva exposición al sol y al calor que suele registrarse en Mérida, y en las localidades del interior de Estado, así como en otras regiones del país, cualquier persona puede presentar un golpe de calor; por lo tanto, es importante conocer las principales recomendaciones para evitar complicaciones”.

Recomendaciones

Para prevenir un golpe de calor, además de no exponerse al sol por períodos prolongados, se recomienda mantener las casas abiertas y ventiladas, se debe evitar beber refrescos y/o bebidas alcohólicas, ya que éstas contribuyen a la deshidratación.
Cuando se registran altas temperaturas, también es muy importante aumentar el consumo de agua y que sea a libre demanda, ya que las cantidades que no necesite el organismo serán expulsadas mediante la orina.
Los síntomas del golpe de calor son: temperatura corporal elevada (40° C o superior), agitación, náuseas, dolor de cabeza, vómito, respiración acelerada, problemas de dicción, delirio y/o convulsiones; la piel puede sentirse caliente y seca al tacto.
Para poder apoyar a una persona que sufre golpe de calor es importante llamar al 911 o al número local de servicios de emergencia para recibir orientación de expertos. Sin embargo, también es adecuado llevar al afectado a la sombra, así como pasarle en la cabeza, el cuello y las axilas un trapo o esponja con agua fresca (no fría).
Si sale de vacaciones, también es importante localizar el servicio de Urgencias del IMSS más cercano, ya que en el Instituto se otorga este servicio las 24 horas y durante todo el año.
En Yucatán, las Unidades Médicas del IMSS que cuentan con este servicio son: la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 13 (Chuburná), la No. 20 (Caucel), la No. 57 (La Ceiba), la No. 58 (calle 42 Sur), la No. 59 (Pacabtún) y la No. 60 (Juan Pablo II); también los Hospitales Generales de la Sub-Zona Núm. 03 en Motul, la No. 05 en Tizimín y la No. 46 en Umán; así como los Hospitales Generales Regionales No. 1 “Lic. Ignacio García Téllez” y el No. 12 “Lic. Benito Juárez”, ambos en la ciudad de Mérida.

Fuente: Por Esto

Leave a reply