viernes, diciembre 6

“Hay tristeza” pulpera

0
2508

PROGRESO.— Desaminados por el fracaso del primer día de la pulpeada, debido a que tanto la captura como el precio fueron bajos, numerosos pescadores no salieron ayer viernes por el molusco y dijeron que prefieren esperar a que suban los volúmenes y el pago del kilo del octópodo en la playa.

Pierden hasta $700
Con los $45 que se pagó y los cuatro kilos en promedio que por lancha lograron capturar anteayer jueves, al arrancar la pulpeada, la mayoría de los ribereños tuvo pérdidas de 700 a 900 pesos.

Otros que no se alejaron de la costa, como el ribereño Marcos León Centurión, de Chicxulub, invirtió $200 en gasolina, capturó siete pulpos que pesaron cuatro kilos, le pagaron a $50 el kilo, así que no ganó, pero recuperó lo que invirtió.

Marcos León fue uno de los numerosos ribereños del municipio que decidieron no salir a pescar ayer, en el segundo día de la temporada pulpera, no se quieren arriesgar porque no tienen suficiente dinero para invertir y temen no recuperarlo porque el pulpo está escaso.

“Está claro lo que está pasando con la pulpeada, pescaron pulpo durante todo el año a vista y paciencia de las autoridades pesqueras, no hicieron nada y ahora se están viviendo las consecuencias de la pesca furtiva, el pulpo está escaso, hay compañeros que solo pescaron tres pulpos y muchos ribereños ningún molusco”, comentó León Centurión, de 57 años de edad.

No les convence
La mayoría de los ribereños que en el primer día salieron a pescar y les fue mal optaron por no salir ayer viernes, no les convence que salgan a perder, pues el precio que se paga por el kilogramo del molusco no es atractivo y la captura es escasea.

“Hay tristeza en el sector pesquero, la temporada pulpera no pinta como la esperábamos”, expresó el ribereño Mauricio Loría Estrada, quien el jueves obtuvo solo tres pulpos y ayer prefirió no salir a pescar, porque piensa que se endeudará y el comerciante al que le da el producto no suelta recursos, no quiere financiar la pesca porque la captura es baja.

La mayoría de los pescadores se dedicó ayer a sacar sus lanchas, fondearlas frente la playa, colocar jimbas y preparar los motores fuera de borda.

Muchos ribereños esperarán al lunes próximo para salir a pescar, otros indicaron que lo más seguro es que a mediados de mes se sumen a la pulpeada.

Fuente: Diario de Yucatán.

Leave a reply