lunes, octubre 14

Hecelchakán, firme con Andrés Manuel

0
257

Más de 3 mil personas se agolparon en el Hospital Rural No. 7 para recibir al Andrés Manuel López Obrador, el “Presidente Incansable” / Con la visita a esta comunidad, el jefe del Ejecutivo Nacional dará fin a su plan de visitar un total de 60 Hospitales Rurales del Sistema IMSS-Bienestar

HECELCHAKAN, Cam.- Cuando el Presidente de la República inició su discurso, alrededor de las 18:00 horas, se dieron por concluidas las pequeñas manifestaciones expresadas por los ciudadanos del Camino Real, quienes durante más de dos horas esperaron al Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, bajo el sol y después escucharon atentos el discurso del Ejecutivo Federal.

A cada anuncio o revelación hecha por el Presidente de México, sobrevinieron los aplausos y manifestaciones de aprobación de un público que observaba a su mandatario con ojos de alegría y afecto.

La presencia de Andrés Manuel López Obrador en el estado de Campeche, en esta ocasión fue para participar en el Diálogo con la Comunidad del Hospital Rural Hecelchakán, Atención Médica y Medicamentos Gratuitos.

En esta ocasión López Obrador habló ante más de 3 mil personas que se agolparon en las instalaciones del Hospital Rural Número 7 de Hecelchakán, que forma parte del Sistema IMSS-Bienestar.

El Presidente López Obrador, a quien el Gobernador del Estado de Campeche, Carlos Miguel Aysa González, mencionó en su discurso como “El Hombre del Sureste” y al que sus seguidoras de Hecelchakán llamaron con admiración el “Presidente Incansable”, reiteró una vez más que “llueve o truene” se construirá el Tren Maya, proyecto en el que el Gobierno Federal invertirá por lo menos 150 mil millones de pesos.

Algunas encuestadoras aseguran que la popularidad de AMLO ha ido a la baja; sin embargo, lo que se palpó en el evento de Hecelchakán fue otra cosa, ya que muy a pesar de los evidentes errores de organización de quienes no tomaron en cuenta aspectos como el reducido patio del Hospital Rural y la mala elección de los toldos, el Presidente de la República logró una comunicación plena con el Pueblo.

En comparación con los últimos Presidentes de la República, López Obrador sí logra comunicarse con su gente, pero lo más importante es que los ciudadanos le creen y aprueban sus acciones, por ello el lluvioso recinto donde tuvo lugar su encuentro con el Pueblo de Hecelchakán se inundó de aplausos, vítores y vivas cuando una vez más manifestó su deseo de acabar con la corrupción:

“Me da mucho gusto estar aquí y traer el agua. Está cayendo pochitoque, cazón y hasta pejelagarto”, dijo el Presidente de la República al arrancar su discurso, despertando aplausos y carcajadas entre los asistentes.

Luego soltó: “Vamos a sentar las bases de un cambio verdadero, de una transformación. Lo dije desde hace algún tiempo: no tenía caso llegar para hacer lo mismo. No es más de lo mismo, no es simulación, no es maquillaje. No es lo que se llama gatopardismo, eso que consiste en que las cosas en apariencia cambian para seguir igual”.

Ante un público que en todo momento lo escuchó atento afirmó que su apuesta es por un cambio de régimen: “Vamos a arrancar de raíz la corrupción. Vamos a acabar con la corrupción que es el cáncer que está destruyendo al país. Ese es mi plan. Si me preguntan: ‘A ver, habla, di tú, que no hablas de corrido, dilo pronto, dilo rápido, en unos cinco segundos ¿cuál es tú plan? y dilo parado en un solo pie’. Acabar con la corrupción, ese es mi plan. Lo demás es lo de menos.

López Obrador, que dará fin en Campeche su plan de visitar un total de 60 Hospitales Rurales del Sistema IMSS-Bienestar, también refirió:

“Ustedes los médicos, las enfermeras, saben que lo primero es hacer un buen diagnóstico para saber cuál es la enfermedad, ¿no es así?, para eso son los análisis, y ya una vez que se sabe cuál es la enfermedad, hay que enfrentarla.

“Yo ya tengo muy claro que el más que más aqueja, atormenta a nuestra nación es el mal de la corrupción, y vamos a acabar con la corrupción y vamos a acabar con la impunidad. Me canso ganso.

“Y con eso vamos a sacar adelante al país, ya lo estamos haciendo, ya empezó la transformación. Y aquí en Hecelchakán, ya los adultos mayores ya están recibiendo, no mil 160 pesos como era antes, ya dos mil 550 pesos, y es para todos, es universal. Y esa pensión va a ir aumentando de acuerdo a la inflación para que no se vaya quedando rezagado ese apoyo”, subrayó el Presidente.

Fuegos artificiales reales

Mientras daba su discurso, durante el cual también enunció los avances en Campeche de algunos de los programas de Bienestar, el aguacero se intensificó y también se dejaron escuchar truenos, pero ante tal manifestación de la naturaleza el Presidente soltó: “Estos sí son fuegos artificiales”.

Ya hay apoyo

Al proseguir su informe ante los campechanos del Camino Real destacó que “en Hecelchakán y en Campeche, y en todo México, ya están recibiendo apoyos las niñas, los niños pobres con discapacidad. Tiene también ya su pensión, aquí estoy viendo el informe para el caso de Hecelchakán, son 469 niñas, niños, que ya tienen esa pensión de dos mil 550 pesos, van a ser en total 609. Todas las niñas, todos los niños de Hecelchakán y de todo Campeche van a tener esta pensión”.

Diálogo con la Comunidad del Hospital Rural Hecelchakán, Atención Médica y Medicamentos Gratuitos, el Presidente de la República aprovechó para informar que Campeche está avanzando en el tema de seguridad y felicitó por ello al Gobernador Aysa González, situación que no gustó a los asistentes, quienes soltaron algunas expresiones de inconformidad.

Ante tal situación, un sonriente López Obrador respondió: No me importa, si yo estoy acostumbrado a protestar, además mi pecho no es bodega, siempre digo lo que pienso.

Para no herir susceptibilidades, no poner celosos a nadie, pero ya está como Yucatán, o sea, vamos a ponerlo igual, antes nada más era Yucatán el estado seguro del sureste y del país, ahora ya es Campeche; y esto es un logro, porque si hay seguridad hay paz y hay tranquilidad.

No puedo decir lo mismo, fíjense, de mi estado natal, y no puedo decir lo mismo en el caso de Veracruz ni de Quintana Roo, sí en Chiapas, sí Oaxaca, pero aquí sin duda se ha avanzado mucho.

El Presidente habló durante más de 40 minutos ante los habitantes de Hecelchakán y a pesar del aguacero, pocos fueron los que buscaron refugio y dejaron de prestar atención. Se pudo palpar que en ningún momento estuvieron ausentes las sonrisas, manifestaciones de apoyo y aprobación hacia el Mandatario Federal.

A pesar de que el tema que motivó la visita presidencial fue el de Salud, López Obrador también hizo un apartado para informar lo que se está haciendo en el sector agropecuario de Campeche: “Vamos también a apoyar la actividad productiva en Campeche, lo que era el Procampo continúa, nada más que todo lo vamos a entregar de manera directa al beneficiario, ya no se aceptan intermediarios. El apoyo a adulto mayor la tarjeta, el apoyo a los estudiantes su tarjeta, para personas con discapacidad su tarjeta”.

“En el caso del campo a campesinos, ejidatarios, pequeños propietarios, su tarjeta para que saquen lo que le corresponda. Nada de que: ‘Yo soy de la Asociación Campesina Independiente Emiliano Zapata, dame a mí el dinero y yo lo voy a entregar, yo lo voy a distribuir a la gente’. No primo hermano, ya eso se acabó, ya no es así la cosa, porque así no llega o no llega completo, llega con piquete de ojo, con moche. Ahora todos, su tarjeta, se va a apoyar en eso.

“Lo mismo con el programa Sembrando Vida, vamos a apoyar a productores para que puedan sembrar sus parcelas, sean ejidatarios, pequeños propietarios. Es un programa para sembrar árboles maderables y frutales, y se les apoya para que puedan sembrar.

“Estamos produciendo millones de plantas de árboles maderables y frutales en viveros, muchos viveros nuevos de la Secretaría de la Defensa. Y se entrega la planta, pero no sólo eso, se les da un apoyo para que paguen jornal, cinco mil pesos mensuales y así se dedican a sembrar en su propia tierra, su propia parcela”, precisó el Presidente de México.

Uno de los temas que más llamó la atención de los asistentes que durante más de cuatro horas esperaron al López Obrador fue el energético: “Ya estamos recuperando el sector energético, porque Pemex venía en picada, nos dejaron una producción de petróleo de menos de un millón 700 mil barriles diarios. Cuando aprobaron la mal llamada reforma energética dijeron que íbamos a estar produciendo para ahora, 2019, tres millones de barriles, y nos dejaron menos de un millón 700 mil barriles y en una tendencia a la baja.

Agregó el mandatario federal que en 10 meses se logró estabilizar la producción de hidrocarburos y que ésta dejó de irse a pique.

“Vamos a empezar a recuperar la producción, porque ya estamos trabajando en 21 campos petroleros. Lo mismo en la refinación de petróleo. Encontramos las refinerías abandonadas, estaban produciendo al 35 por ciento de su capacidad; hoy ya están produciendo al 50 por ciento de su capacidad. Y vamos a seguir recuperando el sector energético”.

También declaró que entre los planes inmediatos de su gobierno será el de propiciar suficiente abasto de gas natural a la península de Yucatán: Va a haber gas suficiente y eso significa que no va a faltar nunca la energía eléctrica, no van a haber apagones”.

“Y cuando tengamos ya resuelto el problema de la recuperación de la Comisión Federal de Electricidad, porque estos corruptos estaban cerrando todas las plantas de la Comisión Federal de Electricidad para darle preferencia a las empresas extranjeras. Eso ya se terminó, ahora vamos a fortalecer la Comisión Federal de Electricidad.

“Y ahora estoy cumpliendo el compromiso de que no van a aumentar gasolinas ni diésel, ni la luz ni el gas, pero mi compromiso al mediano plazo es que bajen el precio de estos energéticos. Para allá vamos”, prometió.

Tren Maya, “llueva o truene”

Sin lugar a dudas, la parte del discurso que fue más aplaudida por los asistentes al Hospital Rural de Hecelchakán fue manifestó que “Llueva, truene o relampaguee se va a construir el Tren Maya, lo quieran o no lo quieran”.

“Me refiero a los conservadores que están queriendo poner obstáculos, pero ya saben ustedes como soy especialista en carreras de obstáculos; además, soy perseverante, soy muy terco y va a haber Tren Maya para beneficio de Campeche.

“Nada más pónganse a pensar, son todo el circuito desde Palenque, Escárcega, Campeche, pasando por Hecelchakán, Mérida, allá a Valladolid, Tulum; regresa de nuevo entra a Campeche por Calakmul, de nuevo se encuentra en Escárcega. Cerca de mil 500 kilómetros”, expuso el Presidente López Obrador.

También precisó que 700 de los cerca de mil 500 kilómetros que tendrá el circuito ferroviario del Tren Maya atravesarán Campeche, de tal forma que si la inversión total en el proyecto será de 150 mil millones de pesos, por lo menos 70 mil millones le corresponderán a Campeche, por lo que consideró que durante el presente sexenio no le faltará trabajo a los campechanos.

Mensaje a los maestros de Hecelchakán

“Les digo a los maestros de Campeche, aquí en Hecelchakán, me da mucho gusto venir a decirles que cumplimos. Dijimos en campaña si ganamos, se va a ir lejos, lejos, lejos, díganle que no a esa pelota de la llamada reforma educativa, ya cumplimos, ya se acabó eso.

“Tampoco les gustó a algunos, pero ¿para qué servía esa reforma?, sólo para generar discordia, pleitos, poner mal a las maestras, a los maestros, echándoles la culpa de que por eso estaba mal la educación.

“Puras mentiras. Había hasta dinero que destinaba el gobierno para hacer campaña en contra de los maestros, hasta ya a nuestros queridos maestras, maestros ya los veíamos hasta mal, ya nos habían hecho creer que eran unos flojos, que no trabajaban, que nada más se dedicaban a protestar y que eran unos revoltosos.

“Esa es la idea que metieron en un programa, en un plan, en una agenda que dictaban desde el extranjero, todas esas llamadas reformas estructurales. Ya se acabó con esa agenda”, quien aprovechó también la ocasión para referirse a uno de sus maestros de educación primaria: Joaquín González Paz, quien precisamente se formó en la Escuela Normal de Hecelchakán.

Acceso a la Salud será universal

“Vamos a mejorar el sistema de salud. Vamos a llevar a cabo cuatro acciones:

“Una, que no falten las medicinas en centros de salud, unidades médicas, en hospitales, no sólo el llamado cuadro básico, todas las medicinas que se necesiten, garantizar lo que establece la Constitución en el artículo cuarto: el derecho del pueblo a la salud.

“Nada de que en una unidad médica rural 120 claves o 120 medicinas, aquí 300, en Campeche, un hospital del régimen ordinario 600 claves, en la Ciudad de México, mil, mil 200 claves. No, no, todas las medicinas que se requieran, que se necesiten. Eso es lo primero.

“Lo segundo, que no falten enfermeras, que no falten los médicos, que no falten los especialistas. Estoy terminando una gira en Yucatán, estuve tres días, visité cuatro hospitales; y de los cuatro hospitales en tres no había, en tres hospitales, pediatras, sólo en uno de los cuatro tenían pediatra.

“Esto me llevaría tiempo plantearlo y ahí se los dejo de tarea, pero también dañaron mucho con esa política de no permitir que estudiaran los jóvenes rechazándolos de la universidad con la mentira de que no pasaban el examen de admisión. Ahora resulta que no tenemos los médicos, no tenemos los especialistas que requiere el país por esa política absurda e irresponsable”.

La visita de presidencial de este sábado 21 de septiembre seguramente quedará grabada por mucho tiempo en la mente de los pobladores de la Sabana del Descanso, pero una vez más se demostró que el Presidente López Obrador continúa en sintonía con la comunidad indígena de Campeche, estado que ha visitado ya en cinco ocasiones desde que asumió la Presidencia de la República.

Fuente: PorEsto

 

Leave a reply