domingo, diciembre 8

Holbox, al borde de la emergencia sanitaria

0
336

Tiradero a cielo abierto está convertido en una ‘bomba de tiempo’ para la viabilidad de uno de los más frágiles destinos turísticos de Quintana Roo

El basurero, cerrado al paso público, el cual es operado desde julio de 2018 por la compañía Eco V, y que se ubica a un costado del cementerio ‘Arenas del Recuerdo’, al noreste de la ínsula, representa un problema para locales, así como turistas nacionales y extranjeros, que durante sus caminatas encuentran ese foco de infección

HOLBOX, MX.- En plena Área Natural Protegida (ANP), como es Yum Balam, y bajo la complicidad del gobierno de Nivardo Mena Villanueva, la isla de Holbox, perteneciente al municipio de Lázaro Cárdenas -situado a 98 kilómetros de Cancún- tiene una bomba de tiempo que significaría un daño no sólo ambiental, sino de salud pública: un tiradero de basura a cielo abierto.

En temporada de lluvias y época vacacional, el asunto se agrava.

El basurero, cerrado al paso público, el cual es operado desde julio de 2018 por la compañía Eco V, y que se ubica a un costado del cementerio ‘Arenas del Recuerdo’, al noreste de la ínsula, representa un problema para locales, así como turistas nacionales y extranjeros, que durante sus caminatas encuentran ese foco de infección.

Diariamente entre 10 y 12 toneladas de desechos son vertidos en el lugar, que se encuentra a escasos metros del cuerpo lagunar Punta Cocos, que conecta con el mar, sin que sean tratados como establece la Norma Oficial Mexicana (NOM) 083-SEMARNAT y la NOM-098-SEMARNAT.

Es decir, el basurero está situado en plena reserva de la biosfera Yum Balam.

Lo anterior, con el aval del Alcalde de Lázaro Cárdenas, Nivardo Mena Villanueva, e incluso, de la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente (SEMA) de Quintana Roo, instancia que tiene entre sus tareas revisar los puntos para disposición final de los residuos sólidos.

Además, al carecer el tiradero a cielo abierto de una geomembrana, los lixiviados se infiltran directamente al manto freático.

Y es que los lixiviados que se producen en un sitio de disposición final de residuos sólidos, contienen una gran cantidad de nitrógeno amoniacal y orgánico, hidrocarburos solubles, metales pesados como níquel, zinc, plomo y cadmio; un nivel de salinidad muy elevado y tienen una alta demanda química de oxígeno, por lo que su contacto con agua potable tiene consecuencias irreversibles.

De acuerdo con pobladores, Eco V, que es una compañía dedicada al reciclaje y fumigación, con sede en Mérida, Yucatán, reduce el volumen de la basura a través de la incineración de la misma.

Esto, también es una fuente de contaminación.

En su portal de internet, Eco V, establece como parte de su servicio a clientes que “aprovechará el 90 por ciento de tu basura, ya que no se envía al relleno sanitario, tu basura será llevada a la Unidad de Aprovechamiento en donde se utiliza para composta o para alimento de ganado”.

Empero, toda la basura es trasladada al tiradero, sin una correcta separación y mucho menos un adecuado tratamiento de la misma para cumplir con las normas ambientales.

No existe un apropiado manejo y disposición final de residuos sólidos, constató Noticaribe.

La basura, no debería permanecer en el tiradero, al ser una estación de transferencia, lo que significa que se deposita de manera temporal.

Pese a la denuncia pública, el Gobierno de Nivardo Mena no ha tomado cartas en el asunto, con lo que incumple, según habitantes de Holbox, con una de sus promesas de campaña.

Al sitio, los paseantes llegan por accidente, y se llevan una mala impresión, que les ocasiona enojo y sobre todo, tristeza.

Laureen, originaria del estado de Washington, en Estados Unidos, y quien decidió visitar Holbox por sus bellezas naturales, lamenta la situación del vertedero de basura, a donde llegan animales que generan focos de infección.

“Toda la basura en el suelo, en el mar, muchos animales, ‘raccoons’ (mapaches) comen en la basura y traen muchas malas cosas allá. Es triste”, declara sin poder contener las lágrimas.

La ciudadana estadounidense explica que esperaba que existiera una zona así en Holbox, sin embargo, no frente a los visitantes ni mucho menos cerca del mar.

“Sí -esperaba ver un lugar así-, pero no enfrente de turistas; no -se encuentra- muy lejos de donde turistas comen en la playa, no mucho, pero posiblemente mucha gente no camina y mira, ‘so’ (así que) no conocen”, agrega.

Y es que en últimos meses, isla Holbox ha atravesado por diferentes contratiempos relacionados con la salud pública y la contaminación al medio ambiente, como fue el colapso de servicios en julio de 2017.

En aquella ocasión, las aguas negras inundaron las arenosas calles de Holbox, provocando peste y malestar entre la gente, luego que los mil 200 cuartos de hotel fueron ocupados en su totalidad.

No obstante que la infraestructura no es la adecuada, el Ayuntamiento que encabeza Nivardo Mena continúa expidiendo permisos para la construcción de más cuartos de hotel, lo que es evidente a simple vista al recorrer la isla.

Esto, sumado al basurero a cielo abierto, dejan a Holbox al borde de la emergencia sanitaria.

https://youtu.be/1cCtnd4QqKg

Fuente: Noticaribe

Comments are closed.