lunes, agosto 19

Identifican a chofer que murió aplastado por pipa tras en la vía a Umán

0
227

El conductor perdió el control del vehículo pesado, que terminó volcado en la carretera Hunucmá-Texán Palomeque

El conductor de una pipa de gas L.P. que falleció anteanoche al ser aplastado por su propio vehículo fue identificado como Wenceslao Ayala Crespo, de 41 años de edad.

Esta persona perdió la vida en el kilómetro 1 de la carretera Hunucmá-Texán Palomeque.

Los trabajos de las autoridades policíacas continuaron este sábado, pues llegó otra pipa para hacer el trasiego del combustible y los bomberos pudieran rescatar el cadáver del conductor entre los fierros retorcidos de la cabina de la unidad siniestrada.

De acuerdo con información proporcionada, los hechos sucedieron alrededor de las nueve de la noche del viernes, cuando Ayala Crespo, conducía la pipa de gas L.P. placas YP-9615-B de conocida empresa, cargada con cinco mil litros de combustible, sobre la vía Hunucmá-Texán Palomeque, pues se dirigía a Umán, luego de de varios servicios en la primera población.

Sin embargo, a la altura del kilómetro 1, el chofer perdió el control del volante, presuntamente dormitó, por lo que la pipa salió del camino a su derecha para recorrer varios metros entre la maleza y al caer a una hondonada quedó volcada sobre su costado derecho.

Por el impacto, la cabina quedó destrozada aplastando al conductor, quien falleció en el lugar de los hechos instantáneamente.

Otros automovilistas se percataron del accidente y avisaron de lo sucedido al número de emergencias, de modo que llegaron una ambulancia, bomberos de la Secretaría de Seguridad Pública, así como policías de la misma corporación de la municipal de Hunucmá.

Desafortunadamente los paramédicos solo pudieron confirmar que el conductor murió al quedar prensado entre los fierros de la cabina, pero los bomberos no podían rescatar el cuerpo porque la pipa estaba cargada de combustible y aunque no tenía fuga, tenían que esperar a que se hiciera el trasiego del carburante.

Fuente: Novedades de Yucatán

Leave a reply