miércoles, diciembre 11

Imparable ola de robos a casa habitación

0
197

La madrugada del domingo fueron perpetrados dos robos a casas habitación, en la calle 23 de la colonia La Peña, considerada por las autoridades policíacas como foco rojo, ya que además no solamente el robo se ha incrementado en el lugar, sino también la venta de enervantes.

Las afectadas señalaron y recalcaron que al parecer las autoridades policíacas están coludidas con los ladrones, pues más tardan en agarrarlos que en dejarlos en libertad, y más cuando se trata de menores de edad, en su mayoría vecinos del mismo lugar, quienes continúan delinquiendo.

Una de las afectadas, Sra. J.A.D.C., quien vive en la calle 23 por San Julián en la colonia La Peña, indicó que los delincuentes le robaron dos teléfonos celulares, uno marca Samsun y otro un Alcatel; su cartera con todas sus identificaciones y tarjetas de banco y 2100 pesos.

Indicó que los delincuentes ingresaron por la ventana de la puerta principal forzando el protector, y que nunca se percataron del momento en que los delincuentes ingresaron al interior de la casa o tal vez echaron algún líquido para adormecerlos, ya que en esos momentos se encontraban durmiendo.

Fue al despertarse todos en la mañana del domingo, alrededor de las 7:30 horas, cuando se percataron que personas ajenas estuvieron en el hogar, pues observaron la ventana abierta y el protector forzado, por lo que la afectada dio aviso a la policía.

En respuesta acudieron elementos policíacos, media hora después del reporte, sin poder localizar a los ladrones. Los uniformados únicamente tomaron datos de la reportante y de todo lo que se habían robado, invitándola a que acudiera a la Fiscalía a levantar su denuncia.

Sin embargo la mujer les dijo que en la cartera tenía su credencial de elector, requisito que le pedirán al momento de levantar la denuncia, por lo que prefirió no acudir, señalando ella que la vigilancia es pésima y también se suma la falta de funcionamiento del alumbrado público, ya que en los últimos días las lluvias fundieron los focos.

Por su parte, otra de las afectadas, Sra. E.N.S., comentó que los delincuentes son conocidos del barrio, y que también ingresaron por la parte de la ventana de la puerta principal, ya que utilizaron una madera para poder abrirla.

Una vez adentro se apoderaron de una computadora de sala, dos bolsas de mujer y un órgano pequeño, todo ello con un valor de más de 12 mil pesos.

Al parecer los mismos ladrones utilizaron algo para adormecerlas y que no escucharan el ruido al momento en que forzaban la puerta y ventana de madera, debido a que no escucharon cuando los delincuentes ingresaron al predio, pues fue hasta la misma mañana del domingo cuando se percataron del robo en el interior de su casa y de su vecina, quien corrió con la misma suerte.

Horas más tarde, al estar averiguando fue informada que los delincuentes se encontraban vendiendo los artículos robados y aunque llamaron a la Policía, los agentes nunca llegaron al reporte para asegurarlos.
Fuente: Por Esto!

Leave a reply