viernes, mayo 24

Incertidumbre de trabajadores

0
30

VALLADOLID.— Conforme se acerca el último día del año, aumenta la incertidumbre entre empleados de dependencias e instituciones de gobierno, pues no saben qué pasará cuando, a final de año, venzan sus contratos.

En el caso de la Universidad de Oriente (Uno), hace poco más de quince días fue despedido Jesús Graniel Loría, quien era director administrativo. Fue sustituido por Eder Azcorra González, quien está identificado con el PRI y fue al menos en dos ocasiones tesorero de la Comuna, además de asesor contable en municipios gobernados por el tricolor.

Empleados no se explican el motivo de este nombramiento, pues, según dicen, se estaba nombrando a panistas, no a priistas.

En esa institución hay incertidumbre entre varios empleados cuyos contratos vencen a finales del presente mes, de tal modo que a partir de enero quizá ya no tengan empleo.

Varios de los que sienten “en la cuerda floja” se manifiestan preocupados, ya que no hay información sobre su futuro laboral. “Todos los días pensamos que sería el último de trabajo, ya que en cualquier momento nos pueden decir ‘hasta aquí llegaste’”, comentan.

El mismo caso de vive en el Instituto Tecnológico Superior de Valladolid (Itsva), pues varios de los que han estado por años en el lugar observan la presencia de gente nueva que se anda de oficina en oficina, incluyendo la dirección, pero nadie dice nada, lo cual les da la impresión que están esperando que se acabe el año para que les digan que están despedidos.

En el caso de los Centros de Educación de Desarrollo Educativo (CEDE), se sabe que ya han despedido a nueve de once coordinadores de zona, de modo que solo falta Motul y Valladolid, según datos obtenidos, pero se teme que de la misma manera en cualquier momento les dirán que ya no requieren de sus servicios.

En el caso de los Cobay, ya casi están despedidos todos los directores en la entidad, sin embargo en el caso de esta ciudad, como publicamos en su momento, Roberto Cañetas Aguilar, fue despedido y reinstalado al día siguiente al parecer por influencia de su cuñado, Liborio Vidal Aguilar, quien es consuegro de la actual secretaria de Gobierno, María Fritz Sierra.

Sin embargo a un faltan los colegios de Chemax y su comisaría de Xcán, en donde tampoco se han hecho los cambios, pero existe incertidumbre entre los actuales directores, que hasta el momento no saben que pasará.

Fuente: Diario de Yucatán

Comments are closed.

Más noticias