domingo, enero 24

Incertidumbre entre empresarios de la Calle 59, por la contingencia

0
459

Los daños colaterales más visibles por la contingencia sanitaria ante el COVID-19 son el cierre de empresas y comercios catalogados como “no esenciales”, mientras que otros más se han visto orillados a ello ante la baja afluencia de clientes y comensales, hasta en un 90%, tal como sucede con los restauranteros de la Calle 59.

El corredor turístico más importante de la ciudad, desde las primeras medidas precautorias, ha resentido las pérdidas, mandando a sus casas a los trabajadores, mientras que los dueños se quedan con un reto adicional ante la pandemia, la garantía de pago de salarios lo que dure la emergencia.

Sin embargo, ¿de dónde sacarán los recursos los empresarios de este sector que, en su mayoría, son emprendedores? El presidente de la Asociación de Empresarios y Restauranteros de la Calle 59 y Centro Histórico, Luis Emilio Ortiz de la Peña, nos describe la situación e incertidumbre que se vive en estos momentos.

¿Cómo les está afectando esta contingencia?
La gran mayoría de los comercios y restaurantes de la Calle 59 están cerrados; un 90% que, para estas alturas de la contingencia, se mantienen cerrados; solo uno está tratando de seguir adelante. La suspensión de trabajo va más allá porque también hablamos de una suspensión de ingresos y es que, quizá, la fase aún no corresponda al cierre de negocios pero el flujo de gente se ha reducido al mínimo y cuesta más abrir que mantenernos cerrados. Desde luego, va a haber una crisis económica seria, necesitamos un plan de contingencia económico y comenzar a elaborar estrategias y mecanismos para reactivar la economía. Estamos haciendo todo para conservar los empleos.

¿Cree que han sido adecuadas las acciones que se han tomado?
Necesitamos que el Gobierno Federal comience a tomar medidas serias, así como se hace en materia de salud; urgen las de materia económica, ya que no podemos dejar pasar más tiempo sin saber qué hacer, no bastan las acciones aisladas que hay en el Gobierno federal; necesitamos una estrategia en conjunto y el apoyo solidario a todos los sectores de la sociedad. La caída en la actividad económica local de ahora y los próximos días e incluso meses, será brutal, quizás no sólo a nivel nacional sino internacional.

¿En que porcentaje han bajado las ventas?
Desde el principio de la contingencia, las ventas bajaron un 50% el primer fin de semana y conforme los días avanzaron, esto se volvió más marcado; como ciudadanos, no salir es positivo porque habla de nuestro interés de cuidarnos unos a otros, para nosotros también es prioridad la salud, pero como negocio sí representa afectaciones. Actualmente, tenemos del 85 al 90% de negocios cerrados, no tenemos un aproximado en pérdidas porque no hay todavía una fecha para cuando esto termine, pero sí pronosticamos una caída muy seria en la actividad económica por la suspensión de actividades y porque todas las demás obligaciones comerciales como renta, luz, agua, impuestos, siguen corriendo de manera normal.

¿Preocupa el factor empleo en este momento?
Por supuesto, desde mi punto de vista el panorama no es alentador, pero desde la iniciativa privada seguimos trabajando para sacar adelante a nuestros trabajadores, quienes son la parte fundamental de nuestras empresas; yo sí te puedo decir que, hoy en día, nuestra principal preocupación son nuestros trabajadores pero ¿cómo vamos a poder cumplirles los pagos durante la cuarentena? Esperemos que sigan las propuestas desde las cámaras y haremos lo mismo desde las trincheras, pero es importante seguir trabajando juntos para sacar al país y al Estado adelante.

Desde tu perspectiva, ¿qué estrategias crees que estén haciendo falta para sacar adelante al empresariado?
Entendemos que lo primordial es la salud y la contención de la emergencia, pero también es importante empezar a trabajar en estrategias para reactivar la economía en el Estado; es importantísimo que nos pongamos a trabajar todos juntos, yo creo que el apoyo de las cámaras va a ser fundamental para reactivarlo. Necesitamos apoyo y acceso de financiamiento para las micro y pequeñas empresas, necesitamos estímulos fiscales, aplazamiento de las declaraciones ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público; hay muchas estrategias que hemos estado escuchando, a través de las cámaras, que son muy buenas y esperemos que pronto se vayan aterrizando.

Ante el contexto que se vive, ¿cómo vislumbra lo que resta del año para el sector restaurantero de la Calle 59?
De por sí, la economía a nivel nacional no estaba en su mejor momento, había sido un año muy complicado, sobre todo, por los recortes que se han hecho a secretarías fundamentales para la actividad económica; hubieron muchos recortes que también pegaron mucho al sector de la Calle 59, como los recortes a la Secretaría de Turismo, la desaparición del Consejo de Promoción Turística; entonces, desde mi perspectiva, sí creo que estamos en el inicio de una crisis económica en el país y por eso, es importante comenzar a actuar en conjunto gobiernos federal, estatal y municipales, cámaras empresariales, sociedad y empresarios.

Fuente: Novedades Campeche

Leave a reply