miércoles, diciembre 2

Incertidumbre entre maestros yucatecos por la asignación de plazas

0
389

Más de seis mil 300 profesores del Estado están contrarreloj para acoplarse al nuevo sistema de la reforma educativa ante la cancelación del Servicio Profesional Docente

Más de seis mil 300 maestros yucatecos que aspiran a una plaza magisterial para el siguiente ciclo escolar están “contrarreloj” para acoplarse al nuevo sistema que la reforma educativa impuso para la asignación de horas y que ha generado incertidumbre entre los aspirantes, pues se han dejado “lagunas de información” en los porcentajes de calificación, la pérdida de horas para tomar un curso o taller en línea y hasta la comprobación de una experiencia profesional educativa.

El 21 de mayo pasado, la Coordinación Nacional del Servicio Profesional Docente (Cnspd) emitió los lineamientos administrativos para dar cumplimiento al artículo segundo transitorio del decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de los artículos 3, 31 y 73 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia educativa.

Con estos lineamentos prácticamente se sustituyó al Servicio Profesional Docente (SPD), por lo que ahora se conoce como Servicio de Carrera de Maestras y Maestros en Educación Básica, el cual eliminó lo que se llamaba “examen de oposición” y estableció un nuevo esquema de calificación para la asignación de plazas.

El nuevo sistema, que “experimentará” con cientos de maestros locales, contempla entre otros aspectos la evaluación de tres rubros importantes: acreditar un “curso integral de consolidación de habilidades docentes”, primero tomándolo en línea y después con una acreditación presencial; realizar un breve ensayo sobre la mejora continua de la educación o una propuesta de planeación didáctica de clases, y presentar la documentación que acredite el promedio de la carrera y la experiencia profesional (si es que se tiene).

De acuerdo con los registros de la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado (Segey), en Yucatán presentarán bajo este nuevo esquema de asignación un total de siete mil 441 maestros, de los cuales seis mil 354 son para nuevo ingreso y mil 87 para promoción, es decir supervisores, directores o asesores técnicos pedagógicos (ATP).

Si bien es cierto que la mayoría de los aspirantes a este proceso “sufrirán” con este nuevo modo de calificar, son los de nuevo ingreso los que presentarán más “trabas”, desde la pérdida de horas hábiles para tomar un curso en línea, que consta de cinco módulos, hasta la búsqueda de reconocimientos o diplomas extra para comprobar su experiencia profesional.

Los lineamientos que regulan los procesos de admisión, promoción y reconocimiento en el servicio público educativo tampoco son muy claros en las plataformas de la SEP y la Cnspd, toda vez que no específica cuánto vale cada uno de los tres porcentajes importantes que se considerarán para la asignación de una plaza.

De hecho, a decir de la directora de Educación Básica de la Segey, Carlota Storey Montalvo, los profesores tienen que buscar toda la información posible a través de la contraseña y clave que tienen para ingresar al Proyecto Venus (Ventanilla Única de Servicios), lo cual no ha sido nada fácil, ya que al registrarse al proceso pensaron en una forma de evaluación y a unos días de presentar la prueba se llevaron la noticia de que el sistema cambió drásticamente.

Los problemas para los más de seis mil 300 profesores que buscan una plaza no sólo radican en que no conocen cuánto vale cada rubro que esta vez se calificará, sino que además tienen que perder horas hábiles de trabajo, primero para tomar en línea un “curso integral de consolidación de habilidades docentes” y después para elaborar un ensayo.

Además se enfrentan a otro problema, pues si bien toman ese curso en línea cuya duración se desconoce, posteriormente tienen que “acreditarlo” pero de manera presencial, en sustitución de lo que antes era el “examen de oposición”.

Las saturaciones en el sistema de la SEP y el Proyecto Venus generaron en consecuencia que los estados, incluyendo Yucatán, reprogramen en más de una ocasión las fechas para acreditar ese curso en forma presencial.

Fuente: Novedades de Yucatán

Leave a reply