domingo, septiembre 15

Inestable ingreso playero

0
76

Primero aumenta 40% pero en esta semana disminuye

PROGRESO.— Hoteleros y restauranteros del malecón reportan un incremento de 40% en sus ventas en lo que va de esta temporada de vacaciones veraniegas.

Sus clientes son principalmente visitantes nacionales que gastan unos $1,000 por familia en los restaurantes.

Atribuyen la alta demanda de sus servicios al barco “Logos Hope”, la librería flotante más grande del mundo, que llegó a este puerto el miércoles 11 y recibió visitantes del jueves 19 al lunes 23.

Sin embargo, consideran que falló la organización para que la multitud de visitantes acceda al buque.

Otros restauranteros indican que la temporada veraniega no es la esperada porque aún no llegan muchos turistas y yucatecos a los negocios. “Sí van a la playa, pero no consumen en los restaurantes”.

Carolina Osorio, gerente del restaurante Viña del Mar, informa que las dos primeras semanas de este mes tuvieron buenas ventas, pero ya ésta bajó el turismo nacional, que es el que mayormente reciben en ese negocio.

Los buenos números se los atribuye a la llegada del “Logos Hope”, pues arribaron personas de Mérida y otras comunidades que aprovecharon para pasar el día en el puerto y comer en los restaurantes del malecón.

“Pero esta semana la demanda bajó un poco, pues ya es final de quincena y algunos estudiantes ya van a regresar a clases”, agrega.

Indica que los cruceros no representan una ganancia para el sector, pues cuando llegan vienen a buscar a los pasajeros para llevarlos a otros sitios del Estado o a Mérida y no suelen comer en los negocios del puerto.

“Se deberían hacer actividades para incentivar a los extranjeros a que consuman en la playa”, considera.

Martha Martínez Lozano, encargada del Hotel Domani, reporta que la ocupación de los cuartos es alta, del 90%, y que el 70% de los huéspedes son turistas nacionales y el resto, extranjeros.

Calcula que la afluencia de visitantes es buena, pues se incrementó en un 50% en comparación con las temporadas bajas de turismo.

Tenemos (hotel) lleno hasta el lunes, afirma.

Coincide en que los cruceros no dejan una derrama económica alta porque los pasajeros no se quedan en la playa y en que, por ello, se debe de hacer eventos atractivos para que los extranjeros consuman más en los negocios del malecón.

René Lara Castillo, empleado del restaurante Maya Ka, dice que la demanda es baja en lo que va del verano, y contrasta que hace dos años la ocupación de las mesas estuvo al 100% pero ahora está en un 70% .

Esta temporada ha venido muy poco turista nacional y los locales no suelen consumir, al menos no como quisieran, pero se espera que estos días suban las ventas, añade.

Fuente: Diario de Yucatán

Comments are closed.