martes, diciembre 10

Infecciones por virus propician enfermedades del hígado: UNAM

0
2441

 

En un artículo publicado en la Gaceta de la UNAM, se alertó que la circulación de virus nuevos o no caracterizados en el planeta, va en aumento

Infecciones por virus como el que ocasiona la hepatitis E propician enfermedades del hígado, las cuales constituyen un problema de salud pública en el mundo y en México se ubican dentro de las primeras cinco causas de muerte.

Nora Alma Fierro González, integrante del Departamento de Inmunología del Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIB), dijo que de acuerdo con un reporte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de una tercera parte de la población podría ser susceptible de infectarse por el virus de hepatitis E.

En un artículo publicado en la Gaceta de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la experta alertó que la circulación de virus nuevos o no caracterizados en el planeta va en aumento.

Actualmente 265 virus distintos infectan a la humanidad y más de un millón y medio aún no caracterizados podrían estar circulando, de estos más de 800 mil podrían tener impacto en la salud de las personas, informó.

Fierro González explicó que los virus son altamente dinámicos y los métodos de protección con los que se cuenta no son totalmente eficaces, como en el caso de los recientes brotes de influenza, zika o dengue, por lo que planteó caracterizar con detalle los asociados a las patologías que más afectan a los mexicanos.

La investigadora del IBB gregó que los virus del dengue y de inmunodeficiencia humana causan alteración de la función hepática.

En un estudio hecho en el occidente de México, Fierro González y su equipo identificaron por primera vez en el país el genotipo 3 del VHE en humanos, que se asocia con daño hepático crónico y es transmisible entre animales y humanos.

La especialista detalló que las infecciones virales en el hígado resultan en la inflamación de los canalículos biliares, lo que impide la expulsión normal de la bilirrubina, que es un subproducto metabólico de la degradación de la hemoglobina de los glóbulos rojos.

Así, la bilirrubina se acumula en el hígado y retorna al plasma por lo que aumenta su concentración en sangre y se presenta una coloración amarilla en la piel denominada ictericia, característica de hepatitis agudas, agregó Fierro González.

La investigadora destacó que se busca identificar al receptor celular mediador del efecto bilirrubina en células inmunes para esclarecer si ésta tiene función antiviral en la infección por Virus de Inmundodeficiencia Adquirida (VIH), lo que puede llevar a resultados prometedores.

Fuente: López-Dóriga Digital.

Leave a reply