jueves, junio 20

Informalidad resta al crecimiento; aporta 22.7% del PIB

0
40

De cada 100 pesos generados del Producto Interno Bruto (PIB) en México, 23 fueron originados por los empleados informales, dio a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), al destacar que en el país 57% de los ocupados laboraron en condiciones de informalidad durante el año anterior.

Julio Santaella, presidente del Inegi, aseguró que la informalidad es un lastre para la economía mexicana, al impedirle que se generen mayores tasas de crecimiento.

Sin la economía informal, el crecimiento del PIB durante el periodo 2013-2017 habría promediado en 2.9% anual, en vez del 2.5% promedio reportado”, dijo el funcionario a través de sus redes sociales.

Costo económico

En su reporte sobre la Economía Informal, el instituto detalló que ésta dio empleo a 57 por ciento del personal ocupado en 2017, pero sólo aportó 22.7 por ciento al PIB.

La medición considera como informal aquellas empresas constituidas por micronegocios que no cuentan con los registros legales básicos para operar, así como “otras modalidades de la informalidad”, es decir, la agricultura –incluida la de subsistencia–, el servicio doméstico remunerado de los hogares, así como todas las variedades de trabajo que, aunque ligado a empresas registradas o formales, desempeñan su labor bajo condiciones de desprotección laboral.

Por su parte, se observó que el 77.3 por ciento del PIB del 2017 lo generó el sector formal con el 42.9 por ciento de la población ocupada formal.

Lo que significó que, por cada 100 pesos generados de PIB del país, 77 pesos lo aportó el 43% de ocupados formales, mientras que casi 23 pesos tuvieron su origen en el 57% de ocupados en informalidad.

A partir de estos resultados se obtiene la brecha de productividad, lo que significa que por cada peso en promedio que se generó en la informalidad, 4.5 pesos en promedio se generaron en el trabajo formal.

De acuerdo con el estudio dado a conocer por el Inegi, la informalidad se ha mantenido estable desde el 2015, cuando la aportación fue de 22.8%, para 2016 cayó a 22.6% y en 2017 se recuperó a 22.7 por ciento.

Con ello, el valor de la informalidad representó 4 billones 705 mil 381 millones de pesos, el principal mercado laboral para desempeñarse es el comercio minorista como el ambulantaje, los tianguis o mercados sobre ruedas, que aportan el 23.7 por ciento del Valor Agregado Bruto de la economía informal.

La construcción contribuye con 15.4 por ciento; en tercer lugar se encuentran las actividades de las industrias manufactureras, con 12.7 por ciento; el cuarto lugar lo ocupan las actividades agropecuarias, con el 12.6 por ciento, mientras que en quinto lugar está el comercio al por mayor, con 7.2 por ciento.

El transporte, correo y almacenamiento y los otros servicios, excepto actividades gubernamentales, aportan un 5.7 por ciento, y los servicios de alojamiento y preparación de alimentos y bebidas, 3.6 por ciento.

Respecto al empleo en condiciones de informalidad, 27 por ciento se originó en el sector informal (en micronegocios sin registro legal), y 30.1 por ciento en “otras modalidades de informalidad”, es decir, sin protección laboral, como aportaciones a la seguridad social o incluso de un contrato.

Fuente: Excelsior

Comments are closed.