domingo, octubre 13

Inicia juicio contra esposos asesinos

0
258

El matrimonio fue señalado por el agente que sobrevivió al cobarde ataque, en pleno auto de la Unidad Antisecuestro, en el que perdió la vida su compañero / Piden pena máxima contra la pareja

El agente de la Policía Estatal de Investigación, José Antonio Rodríguez Basto, señaló ayer como las personas que lo atacaron dentro de un vehículo oficial a balazos, en el que perdió la vida su compañero Manuel Felipe Nery Blanco Méndez, a Angel González Cob y a su esposa Nidia Pérez Euán, al iniciar ayer el juicio en contra de la pareja como presuntos responsables de los delitos de homicidio calificado contra servidor público, homicidio calificado en grado de tentativa contra servidor público y daño en propiedad ajena.

Ayer por la mañana inició el juicio en contra de Angel González y su esposa Nidia Pérez, con los alegatos de apertura en la Sala 7 del Centro de Justicia Oral de Mérida, a cargo del Tribunal Segundo de Juicio, integrado por los Licenciados Verónica de Jesús Burgos Pérez, Sergio Marfil Gómez y María del Socorro Tamayo Aranda.

De víctimas pasaron a ser victimarios, se expuso en la audiencia de alegatos de apertura, ya que según habían manifestado, estaban huyendo de Chetumal, donde el padre de Angel González había sido secuestrado y que se desplazaban en una camioneta X-Trail, que abandonaron en Ticul.

Los agentes de la Policía Estatal de Investigación, adscritos a la Unidad Especializada en el Combate a Secuestros, estaban confiados y por ello no procedieron a revisar a la dama que portaba un bulto, en cuyo interior había dos armas de fuego.

Lo anterior, ya que tenían la calidad de víctimas, pero que según la defensa “por un temor fundado”, al ver que sus hijos menores eran llevados por otro camino, les entró pánico y realizaron los disparos.

Fue un cobarde asesinato, señalaron los fiscales adscritos al Tribunal, ya que el ahora imputado, antes de pedirle a su esposa que le diera unas pastillas de su bulto, haciendo referencia de las armas que en ella se encontraban, le preguntó al agente si ya estaban llegando a la Fiscalía y al escuchar que sí, fue cuando accionó el arma; uno de los proyectiles privó de la vida a Blanco Méndez al recibir el disparo en la nunca y su compañero resultó herido en el cuello y rostro del lado izquierdo.

Prácticamente se trató de una ejecución, se dejó entrever en los alegatos de apertura.

Los hechos, como dimos a conocer en forma oportuna, se registraron el 13 de noviembre, alrededor de las 6 de la mañana, a la altura del Complejo de Seguridad del Estado, la defensa busca la salida de la mujer, argumentando que el marido fue quien disparó al entrar en pánico.

Los fiscales demandan la pena máxima para la pareja como coautores del cobarde crimen y de la agresión sufrida por el otro elemento de la Fiscalía General del Estado, que únicamente acudieron a ofrecer un servicio a presuntas víctimas que resultaron ser victimarios.

En la audiencia de ayer se ofrecieron los testimonios de la esposa de la víctima, el policía herido y otro elemento, los más de 100 medios de prueba ofrecidos por las partes se desahogarán en los siguientes días.

Fuente: PorEsto

Leave a reply