miércoles, septiembre 18

Iniciativa privada quiere mover aeropuerto de Mérida, no el Gobierno Federal: Fonatur

0
1328

Serán los grupos locales y el Gobierno de Yucatán quienes se pongan de acuerdo sobre el tema, señalan

El director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons, reveló que la reubicación del Aeropuerto Internacional de Mérida “Manuel Crescencio Rejón” es una iniciativa que salió de “grupos privados” y no del Gobierno Federal.

Al participar en una exposición de proyectos de tren maya, con el pleno de la Asociación Nacional de Agentes Aduanales, que realizan su segundo día de actividades en la capital yucateca, el funcionario federal precisó que el Gobierno Federal tomó la propuesta, no la generó.

La idea fue consultada con la Presidencia de la República y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), quienes consideraron viable la propuesta, por lo que serán los grupos locales y el Gobierno de Yucatán quienes se pongan de acuerdo sobre el tema.

Si los grupos privados y el Gobierno yucateco se ponen de acuerdo para elegir el lugar correcto para el nuevo aeropuerto, la Federación contemplará cerca una estación de tren.

Reiteró que las oficinas centrales del tren maya estarán en los terrenos de la ex estación central de ferrocarriles de Mérida, conocida como “La Plancha”, donde también habrá una estación y un parque para los vecinos de la zona.
Tren maya

Insistió en que existen las condiciones ambientales y económicas para concretar el proyecto del tren maya, que articulará a los cinco estados del Sureste mexicano y promoverá el desarrollo de las comunidades de la región.

Recordó que se requerirá alrededor de dos mil 500 millones de pesos para el derecho de vía de 730 kilómetros, que corresponde al tramo de Palenque, Chiapas a Valladolid, Yucatán.

Aclaró que el 70 por ciento de los recursos que se requieren para ese pago saldrán de la recaudación por el Impuesto de no Residentes, que antes se canalizaban a la promoción de México.

El funcionario también reveló que “hay apetito” de la banca internacional en invertir en el tren maya, de instituciones como Goldman Sachs, Credit Suisse o BlackRock, pero también de algunas con sede en México, como Banorte-Ixe, BBVA y Santander.

Apuntó que el grueso de la obra iniciará en 2020, año en el cual el Gobierno Federal recibirá un presupuesto de unos dos mil 200 millones de pesos, sobre todo para el pago de derechos de vía hasta con 40 años de antigüedad, y se estima que el tren opere en 2023.

Fuente: Novedades de Yucatán

Leave a reply