martes, octubre 19

Investigación del asesinato de directivo de radio en Mérida

0
314

Autopsia revela que el conocido directivo radiofónico murió asfixiado.

El cuerpo de Joaquín “N”, ex directivo de un grupo radiofónico nacional, fue hallado en montes de la comisaría meridana de Sierra Papacal. Se presume que se trató de un asesinato. La víctima tenía unos 77 años de edad y residía desde hace tiempo en la capital yucateca, luego de retirarse como directivo del grupo radiofónico.

De acuerdo con la información proporcionada, el empresario estaba reportado como desaparecido desde hace unos días, sus familiares presentaron una denuncia ante la Fiscalía General del Estado. Las investigaciones de la Policía Estatal de Investigación, apoyados por las cámaras de videovigilancia de la Secretaría de Seguridad Pública, lograron ubicar el automóvil de la víctima en calles del norte de Mérida, al parecer tomó la carretera a Progreso para luego dirigirse hacia Chablekal.

Los agentes de la PEI y de la SSP realizaron la búsqueda en esa zona del norte de Mérida, apoyados por oficiales caninos, hasta que en la tarde del martes encontraron el cadáver del empresario tirado a la orilla de una brecha en el monte colindante con la comisaría meridana de Sierra Papacal.

Personal del Ministerio Público y Servicios Periciales de la Fiscalía General del Estado llegaron para efectuar el levantamiento del cadáver y recabar evidencias en el lugar del hallazgo.

Investigación del asesinato de directivo de radio en Mérida
Las líneas de análisis de la Policía Estatal de Investigación son el secuestro o una ejecución por parte del crimen organizado. El occiso vivía en el fraccionamiento Campestre de la capital yucateca y apenas en agosto pasado recibió en la Ciudad de México un reconocimiento por su trayectoria en el ramo radiofónico.

El operativo de la Secretaría de Seguridad Pública causó temor entre los habitantes de Sierra Papacal, pues primero pensaron que el cadáver hallado pertenecía a algún habitante de esa zona, ya que los policías guardaron total hermetismo sobre el caso.

Más tarde se informó que la autopsia practicada por el Servicio Médico Forense de la Fiscalía General del Estado reveló que Joaquín “N” falleció a consecuencia de asfixia mecánica por sofocación, lo que significa que murió al serle obstruídas las vías respitaratorias. Las autoridades continúan con la investigación del caso.

Novedades Yucatán

Leave a reply