martes, abril 7

Investigación detenida

0
185

Piden justicia por la retención ilegal de un estudiante

XCAN, Chemax.— Las investigaciones en torno a la detención, en febrero de 2016, de José Adrián C.Ch., de 16 años, cometida por policías de Chemax y de la comisaría, se encuentran detenidas, e incluso la Fiscalía informó a la familia que “está extraviada la carpeta del caso” y por ello no se le ha dado el seguimiento adecuado.

Sentado en la sala de su casa, que también sirve de dormitorio, José Adrián narró que la noche del 25 de febrero de 2016 salía de la telesecundaria Venustiano Carranza, y al tratar de pasar por una calle del Centro observó que estaba un grupo de vándalos, al parecer liándose a golpes, por lo que decidió cambiar de rumbo y caminar por otra calle.

—De repente se asomó un auto con las luces encendidas y encima había algunos policías… en ese momento se me fue encima (un conocido que identificó como) “Viky”, quien era uno de los que se estaban peleando; me sujetó de la camisa y le dijo a los agentes que yo había lanzado piedras a una patrulla.

—Los agentes, sin investigar, me sujetaron, me esposaron y me llevaron a las instalaciones de la comisaría municipal, donde me golpearon y pisaron en la cabeza y cuello. Me encarcelaron alrededor de 10 minutos hasta que llegaron mis papás —Salomón C. M. y Adelaida Ch. V.— para intentar sacarme. Incluso mi mamá enfrentó a los agentes porque decían que yo tenía droga en la mochila, la cual revisaron en su momento y no tenía nada —agregó el menor.

Lo golpean varias veces

—En la comisaría había agentes municipales de la cabecera que me llevaron al Palacio Municipal de Chemax, y ahí me mantuvieron esposado. Incluso en cierto momento me golpearon varias veces en el pecho y me colgaron en los hamaqueros con todo y ganchos, con las manos levantadas sin que dejara de pisar el suelo.

José Adrián señaló que no supo cuánto tiempo permaneció en esa posición, hasta que le permitieron sentarse en las oficinas de la corporación en la cabecera. Se durmió sentado ante el cansancio que tenía, hasta que amaneció al día siguiente.

El menor expuso que en todo momento estuvieron sus padres pendientes de lo que estuviera pasando, incluso al día siguiente le llevaron su desayuno. Fue hasta las 3 de la tarde cuando lo dejaron libre, luego de que su papá firmó un acuerdo de pago por $800 de multa y $3,000 por la reparación de la patrulla que supuestamente había lapidado.

Fue en ese entonces cuando intervinieron personas que pertenecen a Amnistía Internacional y grupo Indignación, A.C., para denunciaron los hechos y pedir que se castigue a los presuntos responsables de la detención ilegal del menor de edad, quien “solo estuvo en el lugar equivocado” al momento del pleito entre los vándalos.

Vida normal

José Adrián manifestó que luego de los hechos, ocurridos hace dos años, realiza su vida normal, tanto en el pueblo como en Cancún, donde pasa más tiempo porque ahí estudia secundaria abierta. También en Cancún estudia su padre la primaria, así que van juntos a la escuela.

Señalaron que decidieron estudiar en Cancún debido a que Adelaida trabaja en ese destino turístico cuidando a una anciana y se pasa toda la semana en ese lugar.

Ellos viajan tres veces por semana, ahora estuvieron en el pueblo “de casualidad” porque la noche del lunes acabó la fiesta tradicional.

No hay avances

Salomón manifestó que sabe que las investigaciones en torno al caso están detenidas y no hay avances, pues incluso la semana pasada acudieron a la Fiscalía a preguntar lo que ha pasado y les respondieron que la carpeta de investigación “está extraviada”, de modo que no les dieron ninguna esperanza.

Por su parte, los Policías que incurrieron en el hecho continúan trabajando “como si nada”, lo que preocupa a la familia, que exige que se haga justicia contra los que estuvieron involucrados.

Fuente: Diario de Yucatán

Comments are closed.