domingo, diciembre 15

Joven motociclista muere arrollada

0
205

Una joven motociclista de 26 años de edad, soltera, quien ayer sábado, alrededor de las 8:00 de la mañana se dirigía a su trabajo, falleció al ser arrollada por el conductor de un Chevrolet Versa, quien no cedió el paso en una glorieta, se atravesó en el trayecto de la mujer y colisionó contra su moto, arrastrándola unos 10 metros sobre el pavimento hasta que se estrelló contra la guarnición de una isleta.

La joven, quien tenía la vida por delante, fue identificada como Ericka Maribel Chablé Pino; el cuerpo fue reconocido por una familiar cercana, quien acudió al lugar de la tragedia.
Ericka Maribel conducía una motocicleta marca Italika, roja, matrícula TPK4B, sobre la avenida Mérida 2000 y dobló hacia el Oriente, en la calle 21, para dirigirse hacia Plaza Dorada.

Sin embargo, cuando rodeaba con preferencia de paso la glorieta para dirigirse a la calle 124-C de la colonia Jacinto Canek, por donde circulaba de Sur a Norte un Chevrolet Versa, gris, placas YXF-264-B, manejado por Baltasar Tun Canul, éste no realizó su alto ni le cedió el paso a la motociclista, colisionándola y arrastrándola al menos 10 metros sobre el pavimento, según las huellas que quedaron sobre la carpeta asfáltica, hasta que detuvo su marcha al estrellarse contra la guarnición de una de las isletas de la glorieta.
Antes de que la moto se estrellara la joven salió despedida y cayó al pavimento.

Es importante destacar que el casco protector de la joven no presentaba un sólo rasguño ni huellas de haberse golpeado contra algún objeto, por lo que se puede suponer que no lo traía asegurado y no le sirvió de nada, al igual que muchos motociclistas que cumplen portando el casco protector, pero no se lo colocan de la manera correcta y al momento de un accidente no los protege.

En el caso que nos ocupa quizá el casco pudo salvarle la vida a la joven Ericka Maribel, ojalá otros motociclistas tomen en cuenta esta situación, no se trata de engañar a los policías, el objetivo es que les proteja la cabeza para evitar lesiones graves e irreversibles, o peor aún: la muerte.

Poco después arribó al lugar del percance la ambulancia Y-21 de la Secretaría de Seguridad Pública, los paramédicos intentaron tomarle los signos vitales e inclusive le dieron masaje cardiaco a la joven para tratar de reanimarla, pero lamentablemente todos sus esfuerzos fueron inútiles.

Para ese momento ya se encontraba en el lugar la oficial Adriana Guadalupe Velasco Llanes, responsable de la patrulla 1996 de la Secretaría de Seguridad Pública, asignada al Sector Poniente, quien retuvo a Baltasar Tun Canul y lo abordó a dicha unidad.

En el lugar se encontraba las patrullas 6463, 6453, 1142 y 1217, entre otras, las calles que confluyen a la glorieta fueron cerradas a la circulación vehicular y el área fue acordonada con una cinta amarilla para evitar que se perdieran algunos indicios.

Posteriormente llegaron los agentes de la Policía Estatal de Investigación, quienes entrevistaron a los familiares de la fallecida y les explicaron los trámites a seguir para la recuperación del cuerpo, mientras tanto los peritos de Servicios Periciales realizaban las mediciones necesarias y recuperaban indicios.

El oficial Wilberth Espadas, perito de tránsito terrestre de la Policía Estatal, con apoyo del oficial Juan Uc Méndez se encargó de tomar nota para la elaboración del informe respectivo, finalmente entró en acción el personal del Servicio Médico Forense, que se encargaron del levantamiento del cuerpo para los trámites de ley.

Baltasar Tun Canul fue trasladado al edificio de la SSP en calidad de detenido, para posteriormente ser puesto a disposición de la Fiscalía General del Estado.

Fuente: Por Esto!

Comments are closed.

Más noticias