domingo, noviembre 17

Joven pareja, ejecutados

0
186

Frente a los ojos de una niña de tan solo dos años de edad, sicarios ejecutaron a sus jóvenes padres. De acuerdo a testigos el papá identificado como Daniel L. G., de 17 años de edad, cargaba a la menor al momento de recibir los disparos, pero el hombre logró cubrirla del ataque. La mamá quien se encontraba en la planta alta, identificada como Reyna T. C., de 19 años, corrió con la misma suerte que su pareja sentimental. Este crimen ocurrió al interior de un domicilio ubicado en Tierra Maya de la Región 105, consumándose así las ejecuciones 42 y 43, de los primeros 36 días del año.

Alrededor de las 20:20 horas, se activó el código rojo en Cancún, luego de que a través del número de emergencias 911, vecinos de la calle Perico con calle Mariposa del fraccionamiento Tierra Maya, en la Región 105, reportaran que dos sujetos acababan de ingresar a un domicilio aledaño para realizar disparos. En las primeras llamadas mencionaban que dos jóvenes y una menor de dos años de edad se encontraban lesionados. Por tal motivo autoridades municipales, estatales, ministeriales y militares, acompañados de una ambulancia, se dirigieron hasta el domicilio marcado en la manzana 66.

Personal del Grupo Especializado Para la Atención de la Violencia Familiar (GEAVI) acudieron para resguardar a la menor, que debido a las marcas de sangre que presentaba en sus ropas se presumía que había sido alcanzada por los disparos. Sin embargo, testigos mencionaron que la niña estaba siendo cargada por su padre cuando éste fue acribillado y es por ello que cayó junto al charco de sangre donde el cuerpo del hombre quedó tendido.

Versiones de testigos que se encontraba a unos metros mencionaron que dos sujetos llegaron a pie, ingresaron hasta el domicilio donde comenzaron a disparar. Uno de ellos se fue contra el hombre y el otro subió a la planta alta donde se encontraba la mujer. Al parecer los primeros disparos alertaron a ésta, quien trató de cubrirse con un oso de peluche, sin embargo perdió la vida de manera instantánea al igual que su esposo. Tras la doble ejecución los sujetos salieron corriendo atravesando un parque y lograron perderse.

La menor fue testigo de lo ocurrido y al cese de los disparos su llanto atrajo la mirada de los vecinos, quienes de inmediato dieron aviso al número de emergencias, las autoridades a llegar acordonaron el área y realizaron recorridos por las inmediaciones en busca de los responsables, los cuales lograron darse a la fuga.

Peritos criminalistas de la Vicefiscalía General de Justicia procesaron el área donde se localizaron casquillos percutidos, de los cuales aún se desconoce el calibre, posteriormente hicieron el levantamiento de los cuerpos para trasladarlos a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), donde se les practicaría la necropsia de Ley.

Cabe mencionar que mientras se llevaban a cabo las diligencias, la menor fue resguardada por personal del Grupo Especializado Para la Atención de la Violencia Familiar (GEAVI), quienes se encargarían de localizar a familiares que pudieran hacerse cargo de ella. Más tarde, trascendió que al interior del domicilio fue localizada una báscula gramera y droga de la conocida como marihuana.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.