martes, noviembre 30

Kanasín: Fallece hombre al que le clavaron un pico en la cabeza

0
1366

La víctima perdió la vida a consecuencia de la grave herida que sufrió en la cabeza

El chiapaneco Víctor Miguel Gómez Díaz, quien fue herido el martes con un pico en un albergue para rehabilitación, ubicado en la colonia Xelpac, en Kanasín, murió horas más tarde en el hospital, como consecuencia de la grave herida que sufrió en la bóveda craneal, que le dañó parte del cerebro.

Hoy, el presunto homicida, con un amplio historial delictivo, identificado como Alejandro A.C., de 19 años de edad, será puesto a disposición de un juez de control para el inicio del proceso judicial por el delito de homicidio calificado, cuya pena máxima en Yucatán es de 40 años de prisión.

egún las investigaciones de las autoridades ministeriales, el lugar, que funcionaba como anexo para la rehabilitación contra las drogas, carece de permiso, por lo cual se emprendería una acción penal contra los administradores del lugar.

Por el momento, el lugar fue clausurado, como parte del protocolo de investigación. De acuerdo con las indagatorias, el homicidio se registró por viejas rencillas entre los implicados, debido a que días antes habían tenido un desacuerdo que terminó en la pelea del martes.

El día del crimen, el ahora occiso estaba durmiendo en una hamaca, cuando el agresor se acercó y le incrustó la herramienta en la frente. La punta le atravesó la bóveda craneal y le afectó parte del cerebro.

De acuerdo con el reporte médico, el ahora fallecido, desde que llegó al nosocomio tenía muerte cerebral, por lo cual se mantenía con vida conectado a un respirador articial; sin embargo, alrededor de las nueve de la noche su corazón dejó de latir.

El presunto homicida fue detenido por la Policía, enfrentará cargos por homicidio calificado. Los estudios practicados al presunto homicida arrojaron que tenía altas concentraciones de droga en la sangre, a pesar de que presuntamente estaba en proceso de rehabilitación contra las adicciones en el anexo donde ocurrió el homicidio.

Según los datos recabados, el presunto homicida, vecino de Kanasín, contaba con un amplio historial delictivo, a pesar de su corta edad. Tiene cinco ingresos en el penal, uno como adulto y cuatro cuando era menor de edad.

El más grave de ellos ocurrió en el 2015, cuando apenas tenía 13 años; estuvo involucrado en un homicidio en calles de Kanasín, el cual estuvo relacionado con un problema de bandas juveniles, fue procesado bajo las leyes juveniles, por lo cual en el 2019 salió libre.

Antes había estado detenido por daño en propiedad ajena y lesiones. El año pasado fue detenido por robo y portación de sustancias prohibidas; sin embargo, logró evadir la justicia.

Fuente: Por Esto

Leave a reply