lunes, julio 6

La AFI, involucrada en actividades criminales de israelí asesinado en Artz: Gabriel Regino

0
278

El exsecretario de Seguridad Pública de la Ciudad de México recordó que Benjamín Yeshurun Sutchi intentó sobornarlo con un millón de dólares en 2005 cuando fue detenido en la zona de Polanco.

Personal de la Agencia Federal de Investigación (AFI), encabezada por Genaro García Luna, estuvo involucrada en las actividades criminales de extorsión que cometió Benjamín Yeshurun Sutchi, uno de los dos israelíes asesinados en Plaza Artz el pasado miércoles, afirmó Gabriel Regino, exsecretario de Seguridad Pública de la Ciudad de México (2202-2006).

En entrevista para Aristegui En Vivo el abogado comentó que es sorprendente cómo una persona que fue detenida en 2005 en la Ciudad de México y trasladada a Israel, haya salido libre rápidamente.

“Quizá no hubo seguimiento de las actividades que este sujeto iba a realizar tras salir de prisión”, lo que le permitió obtener una nueva identidad para entrar a México, señaló.

Indicó que hay una cadena de eventos que tienen que ser investigados porque podría poner en evidencia la vulnerabilidad que existe en los registros de ingreso por parte de personajes con estos precedentes.

Asimismo, consideró que el hecho de que haya sido ejecutado de manera tan violenta en un tan lugar público, como la Plaza Artz, muestra que siguen presentándose fenómenos criminales preocupantes en la Ciudad de México.

“Lo que se puede inferir es que hay muchos integrantes de organizaciones criminales transnacionales operando en México, lo que representa un reto para autoridades tanto locales como estatales”, observó.

Por otra parte, el exfuncionario recordó que en las reuniones interinstitucionales convocadas por el entonces jefe de gobierno Andrés Manuel López Obrador para tratar temas de seguridad, había desconfianza entre autoridades federales y locales.

En este sentido, refirió que un subdelegado del Cisen en la Ciudad de México, en el año 2005, durante la administración de Jaime Domingo López, le comentó que le preocupaba ubicar y detener a Benjamín Sutchi, de quien tenían una ficha roja por parte de la Interpol y era reclamado por grupos de la comunidad judía.

“Vino con otros israelitas a finales de la década de los 90, ante una ola de secuestros que se estaban presentando en el Estado de México. Vinieron como expertos para asesorar a miembros de la comunidad hebrea para abatir el flagelo que se estaba presentando. Entonces, estos expertos en seguridad que habrían tenido alguna vinculación con el Mossad dieron sus servicios, prestaron todo este apoyo, pero el señor Sutchi fue contratado, ya ex profeso, para seguir brindando servicios como de cobro de deudas entre miembros de la propia comunidad, y posteriormente tornó su actividad a la extorsión. En vez de ser la solución del problema se convirtió en un generador del problema que iba a combatir“, explicó.

El ex titular de Seguridad Pública del Gobierno del Distrito Federal recordó que el subdelegado del Cisen también le comentó que la AFI estaba involucrado en las actividades criminales de Sutchi, y por ello, acudían a la policía local.

“Con la información que nos dan, organizo un grupo táctico para saber dónde se movía este personaje, cuál era su modus vivendi y contactos, hasta que logramos ubicarlo en la zona de Polanco, donde fue su detención”, detalló.

Regino narró que cuando Sutchi fue detenido, lo entrevistó para “corroborar que efectivamente se tratara de la persona y no informar una distorsión a agencias como el Cisen y a la autoridad israelita”.

“Al estar platicando con él, pidiéndole sus datos generales y motivos de estancia, me dijo de una manera muy directa: ‘¿qué ganas con mi detención? ¿para qué te sirve una estrellita más en tu uniforme? Yo te doy un millón de dólares y déjame seguir trabajando’. A esa expresión le dije: ‘¿y cómo vas a conseguir el dinero?’, y respondió: ‘yo tengo amigos que pueden venir, como el Coqui (Jorge Curi)’”.

Recordó que tras la detención en Polanco, Benjamín Yeshurun Sutchi fue esposado y trasladado a las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública y ahí un personaje de la embajada de Israel se puso un pasamontañas y habló con él.

“Le empezó a hablar, hizo que estando de pie bajara la mirada, bajara la cabeza, encorvara los hombros y se sentara, agarrándose la cabeza con las manos. Fue una escena impactante… Lo desmoronó por completo“.

Sobre las balaceras del pasado miércoles, Gabriel Regino observó que el sujeto que disparó un arma larga en el estacionamiento de Plaza Artz tiene entrenamiento.

“La impresión que en lo personal tengo es que esto fue una ejecución derivada de un problema surgido aquí en México con una poderosa organización criminal: el Cártel de Jalisco Nueva Generación, que es el más empoderado”, y según las autoridades locales, tiene presencia en la Ciudad de México, agregó.

El extitular de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina afirmó que el presidente López Obrador tiene presentes todos los antecedentes de este caso, ya que diario realizaba reuniones con integrantes de su gabinete, en la que se le informaba los avances de las investigaciones.

Añadió que a partir de la detención de Sutchi, se logró la aprehensión de Jorge Curi y de el exagente judicial de Morelos, César Freyre, acusado de participar en el secuestro de Hugo Alberto Wallace.

Fuente: Aristegui Noticias

Leave a reply