miércoles, marzo 3

La arrogancia de lanzar y sostener a Salgado Macedonio

0
582

La arrogancia de lanzar y sostener a Salgado Macedonio

Por Leo Zuckermann

15 de Febrero de 2021

Morena, el partido del presidente López Obrador, lanzó a Félix Salgado Macedonio como su candidato a gobernador en Guerreo a pesar de que cinco mujeres lo acusan de delitos sexuales. Como siempre alerto en este tipo de casos, Salgado Macedonio es inocente hasta que no se demuestre lo contrario. Sin embargo, por sus conexiones políticas, las autoridades no lo han investigado.

Yo, desde luego, nunca votaría por él. Nunca.

Me parece un candidato impresentable.

Se trata del típico político machista que se siente por encima de la ley. Hace muchos años, siendo diputado, iba conduciendo ebrio su motocicleta por la Ciudad de México. Se paró a orinar en la vía pública. La policía lo agarró. El legislador trató de zafarse presumiendo su fuero. Acabó agarrándose a golpes con la autoridad.

No le pasó nada. Llegó a ser presidente municipal de Acapulco. De acuerdo a varios periodistas especializados en crimen organizado, durante su mandato fue cuando el narcotráfico creció exponencialmente en el bello puerto. El cártel de los Beltrán Leyva y del narcotraficante Edgar Valdez Villarreal, alias La Barbie, se apoderaron de la plaza. La violencia se desató, convirtiendo a Acapulco en una de las ciudades más peligrosas del país.

Como si esto no fuera suficiente para terminar con su carrera política, ahora nos enteramos de las acusaciones en contra de Salgado Macedonio por delitos sexuales. Cito, a continuación, el detallado recuento de Almudena Barragán en El País (https://elpais.com/mexico/2021-01-29/cuantas-mujeres-tienen-que-ser-viol…).

Primero, el testimonio de Paulina: “Se vino hacia mí sin decirme nada. Me quitó el top con fuerza, me puso la mano sobre el cuello, me violó y con los pantalones abajo y todo sudoroso buscó su cartera, sacó 100 pesos y me los aventó en la cara como si fuera basura”. La víctima, de 17 años de edad, intentó denunciarlo en el Ministerio Público de su pueblo. No quisieron recibir su testimonio. “¿A ese señor quieres denunciar? No. Ese señor es muy importante, tiene mucho poder. Mejor vete a casa con tu familia”.

Una segunda mujer “asegura que en mayo de 2016 fue drogada y violada por el político cuando estaba en su casa. También afirma que su entonces jefe la chantajeó con enviarle a su esposo fotos íntimas que le había tomado y que los abusos continuaron y se volvieron más violentos”.

Siendo Salgado Macedonio alcalde de Acapulco, “la entonces coordinadora de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Acapulco, Angelina Mercado Carbajal, lo denunció en 2007 por acoso sexual, abuso de autoridad, intimidación y falsa acusación”.

Cuarta víctima: Brenda. “Estaba muy alcoholizado, me tomó de la cabeza, me agarró mis cabellos, apretó un poco y empezó a meter la lengua en mi boca. Yo le dije: señor, no es correcto, esto no está bien y no le he hecho nada para que me falte al respeto. Me dijo: ‘no pasa nada, no seas sangrona’”. Brenda presentó denuncia por violación en la Fiscalía de Guerrero. El exfiscal ha admitido que “el caso nunca llegó ante el juez porque el actual gobernador, Héctor Astudillo —del PRI—, le pidió en 2018 que no solicitara una orden de aprehensión contra Salgado Macedonio”.

Finalmente, está Marxitania Ortega. Su testimonio: “Estaba ebrio y cuando se acercó a mí lo hizo de la peor manera, lasciva, con un abrazo impropio, por decir lo menos”.

Tiene razón el presidente López Obrador al calificar las acusaciones contra Salgado Macedonio como “partidistas y de temporada” electoral. Hoy nos enteramos de estas historias porque, seguramente, los perdedores de la candidatura de Morena las están filtrando a la prensa. Quieren que este partido baje a Salgado Macedonio para que alguno de ellos los reemplace.

Sin embargo, Morena ha aguantado las presiones ratificando en varias ocasiones la candidatura del patán. Lo hacen al igual por lo que lo lanzaron: porque saben que, a pesar de todo, el partido puede ganar la elección en junio.

Y eso es lo único que les importa: el poder. Aunque paguen el costo de las críticas y protestas de un grupo de feministas, sobre todo en la Ciudad de México. Para Morena, Guerrero bien vale la ira feminista. Vaya arrogancia.

La candidatura de Salgado Macedonio es una vergüenza, sobre todo para un partido que pretende la transformación del país. Cómo me encantaría que Morena perdiera la gubernatura en Guerrero como castigo por la pésima decisión de poner a un presunto agresor sexual como su candidato. Que fueran los votantes quienes rechazaran al cavernícola. Eso sí sería un cambio histórico del tamaño de los que presume López Obrador a diario.

Fuente: Excelsior

Leave a reply