lunes, septiembre 23

La cabina del futuro, hoy; autos más que autónomos

0
168

SILICON VALLEY.

Imagina que con sólo crear un perfil tu auto se conecte a tu celular, desde donde podrá saber qué música te gusta, qué tipo de entretenimiento prefieres, y llevar todos tus contactos y preferencias a un tablero inteligente que te hará sentir como en tu oficina, o, por qué no, tu habitación. Ahora deja de imaginar porque todo eso ya es real.

Montarte en un Tesla Model 3 con tecnología Faurecia, donde un asiento inteligente con sensores toma tu ritmo cardiaco, te da la mejor postura y “te habla al oído” es la experiencia perfecta, mientras cámaras leen tus expresiones para saber tus condiciones de manejo, o simplemente quién conduce la unidad.

Transformar el manejo o, mejor dicho, la forma de transportarse en cabinas inteligentes, más que automóviles, es el trabajo que hace Faurecia desde hace varios años. Su tecnología, donde se suman sus desarrollos de empresas especializadas y startups que van captando en el camino, los ha convertido en los únicos en proveer equipos a las grandes armadoras como Tesla, Ford, VW, Honda, Toyota, entre muchas otras.

En la inauguración de su Centro Tecnológico en Silicon Valley, Christophe Baillet, director de la Plataforma de Ingeniería para México y Estados Unidos, comentó que se invierten cada año 50 millones de euros en startups para desarrollar las tecnologías que veremos en los próximos años en la mayoría de los autos eléctricos y autónomos.

Baillet asegura que la industria trabaja en la experiencia de transportarse con eficiencia energética y tiempo para una mejor calidad de vida, de ahí que en los próximos años se verán millones de autos de esas características.

“Silicon Valley es el mejor lugar para trabajar juntos, la industria automotriz y los desarrolladores y emprendedores, aún si son universitarios, pues las nuevas tecnologías surgen en lugares como este. La industria del transporte autónomo será una de las que más ingresos arroje en los próximos años, y es importante que las empresas entiendan los trabajos y experiencias que se realizan en este sitio”, agrega Stephen Zoepf, director ejecutivo del Centro de Investigación Automotriz de la Universidad de Stanford.

HABLAR, VER Y OÍR

Durante el camino, el auto muestra un mapa en una pantalla panorámica, que cubre la mitad del tablero y que se ubica al centro o de lado izquierdo del auto dependiendo si se va manejando o va de manera autónoma. El pasajero puede ir recostado casi horizontalmente, mientras el asiento aplica un masaje y muestra iluminación personalizada.

La música es elegida por cada pasajero dependiendo de su perfil, gracias a que cada asiento cuenta con su propia tecnología para reducir el ruido del asiento contiguo o de enfrente, dando una experiencia personalizada. Si suena una llamada, basta recargarse en el asiento, para oír y contestar, sin importar que la persona que va al lado escuche música. No escuchará la llamada.

Alejandro Galicia, gerente de Programa de Faurecia en Estados Unidos, y el único mexicano que trabaja con los ingenieros que desarrollan estas tecnologías, platica que todo lo que se quiere es que el usuario tenga la mejor experiencia personalizada mientras se transporta, y que parte de los desarrollos que se ven ahora, podrían estar funcionales al ciento por ciento en tres años.

EL FUTURO HOY

Guillaume Peronnet , vicepresidente de Estrategia de Faurecia Norteamérica, explica mientras muestra los asientos inteligentes y la tecnología al interior de un Tesla Model 3 que se podrán controlar en unos meses con asistentes de voz y que hay un reconocimiento de la necesidad de estar cerca de los líderes del pensamiento y los disruptores en todo el mundo, entre ellos clientes y socios.

 

México, con oportunidad

Para Christophe Baillet, director de la Plataforma de Ingeniería para México y Estados Unidos, nuestro país cuenta con grandes emprendedores de tecnología para la industria automotriz, con la posibilidad de que creen su propio automóvil y haya una marca mexicana en el sector de los autos eléctricos y autónomos en los próximos años.

“El problema que veo es la falta de inversiones. Muchas empresas locales no invierten en este tipo de desarrollos para impulsar a los emprendedores. He visto cómo hay grandes propuestas de unidades y tecnologías en el país que deberían ser explotadas en una industria nacional, y que no sean desechadas y los emprendedores tengan que irse a otras naciones a llevar sus desarrollos.

“Por ejemplo, veamos China. Tiene ya una industria propia. Tiene una situación parecida a la de México: calidad en su trabajo, profesionales y hasta contaminación que puede ser erradicada con menos autos de combustible si se apuesta a los eléctricos. Piensa inclusive en el tráfico si se desarrollan ahí autos autónomos”, explica Baillet.

Para este ingeniero, la falta de acceso a inversión, inclusive del gobierno, es el factor que no permite a los emprendedores desarrollar sus propios autos mexicanos, los cuales asegura podrían competir con algunos hoy muy de moda como los chinos.

“Centrar la estrategia tecnológica en el desarrollo de soluciones de movilidad sostenible para mejorar la economía de combustible y la calidad del aire, así como las tecnologías integradas Smart Life para la cabina del futuro, son cosas en las que se pueden apostar, y para ello desde Faurecia seguimos buscando a esas startups mexicanas que ofrezcan desarrollos que sumen calidad y mejores experiencias a nuestra tecnología”, agrega.

Fuente Excelsior

TagsTesla

Comments are closed.