domingo, mayo 16

La diferencia entre Huerta y Macedonio

0
475

La diferencia entre Huerta y Macedonio

Por Yurira Sierra

Extrañísimo el posicionamiento en Palacio Nacional respecto al diputado Saúl Huerta, acusado al menos por tres menores de abuso sexual. El poblano parece haber sido sometido ya a un juicio sumario, pero además, el Presidente, más que culpable, lo ha declarado inadmisible dentro de su movimiento. Andrés Manuel López Obrador decidió poner distancia de una figura de la que, ciertamente, poco o nada sabíamos antes de las acusaciones en su contra: “Nosotros no protegemos a delincuentes, el Presidente de México no establece relaciones de complicidad con nadie…”, se escuchó hace un par de días en la conferencia matutina.

Y es extraño porque vemos que los señalamientos de abuso de menores pesaron mucho más que las cinco acusaciones de violación de mujeres contra Félix Salgado Macedonio. Extraño porque las posturas del Presidente son inmensamente distintas, a pesar de la gravedad y similitud de los casos. A Huerta lo desconocieron prácticamente todos al interior de Morena, aunque congelaron su proceso de desafuero para sacarlo hasta el próximo periodo ordinario de sesiones. A Salgado Macedonio lo defendieron casi todos al interior de Morena, y hasta excesiva les pareció la resolución de las autoridades electorales sobre su candidatura y su falta de comprobación de gastos.

Por eso no nos extrañe el que Saúl Huerta haya decidido abrazarse del movimiento de la Cuarta Transformación para defenderse: “Esto es una infamia, una calumnia que se genera desde la mafia del poder en contra mía, pero también en contra del partido y contra la Cuarta Transformación, ya que me sembraron, me crearon, me generaron toda esta circunstancia que me hace parecer culpable (…) No hubo abuso, no hubo intento de abuso y mucho menos hubo fuerza y violencia. Nadie ha ido a las investigaciones, a la carpeta de investigación, donde no existe ni un solo elemento que me incrimine, sin embargo, dónde está la presunción de inocencia…”, como expresó en su reaparición tras más de una semana de silencio. Lo dijo ayer por la mañana en una entrevista que presentó Ciro Gómez Leyva en su noticiario en Grupo Fórmula.

Huerta, hasta este episodio, había sido un político de bajísimo perfil. Los señalamientos que hacen en su contra serán objeto de procesos penales, pero con el antecedente de Salgado Macedonio, Huerta se ha llevado otra sorpresa: así como el guerrerense y sus acusaciones, que no derivaron en resoluciones jurídicas, tuvo toda la venia presidencial; él topó con pared. Además del juicio mediático y social del que hoy se dice víctima, después de recibir la espalda de un Presidente que sí defendió a un abusador de mujeres, pero no a él, no extraña que él mismo se autoarrope en el discurso de “es un complot contra la 4T” que desde Palacio han utilizado para cobijar a Salgado Macedonio. Huerta claramente siente que lo dejaron solo, pero al parecer él se encargará de, al menos, subrayar esta evidente incongruencia. ¿Por qué la diferencia en el trato en Palacio Nacional? ¿Por qué a uno lo protegen y hasta le dan premio de consolación?

Ya lo habíamos escrito en este mismo espacio: una de las mayores tragedias del caso Macedonio es que le firma un cheque en blanco a todos los políticos en el terreno del abuso sexual. El efecto secundario de El Toro es que a Morena le iban a seguir un chorro, de toritos… Pero Morena será el que terminará pagando todas las cornadas…

Fuente: Excelsior

Leave a reply