miércoles, septiembre 18

La economía desaceleró al cierre de 2018

0
128

El Producto Interno Bruto (PIB) del país aumentó 1.8 por ciento anual, por debajo del 2.5 por ciento registrado un trimestre antes, debido a que, según expertos, el sector industrial continuó siendo el principal lastre para la actividad económica.

La economía nacional durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto logró su mayor dinamismo en 2015, mientras que su más bajo desempeño fue en 2013.

La economía mexicana perdió fuerza en el último trimestre de 2018, ante la debilidad en la industria, lo que, según analistas, confirma un mayor enfriamiento en la actividad económica para 2019.

Según las cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el Producto Interno Bruto (PIB) del país aumentó 1.8 por ciento anual, por debajo del 2.5 por ciento registrado un trimestre antes. Además, el dato resultó por debajo del 2.0 por ciento esperado por el consenso de analistas consultados por Bloomberg.

La economía mexicana perdió fuerza en el último trimestre de 2018, ante la debilidad en la industria, lo que, según analistas, confirma un mayor enfriamiento en la actividad económica para 2019.

Sergio Luna, analista económico de Citibanamex, considera que el sector industrial continuó siendo el principal lastre para la actividad económica de México.

“Durante el cuarto trimestre de 2018, el sector industrial registró una disminución de 1.1 por ciento respecto al trimestre anterior, con base a cifras ajustadas por efecto calendario, además de mostrar un crecimiento de solo 0.2 por ciento en todo 2018”, dijo.

Los servicios continuaron siendo el principal motor de la economía nacional, al reportar un crecimiento de 2.9 por ciento anual durante el último tercio de 2018, mientras que en el acumulado del año se observó un crecimiento de 2.8 por ciento.

Mayor enfriamiento
Organismos internacionales y grupos financieros prevén que la economía mexicana profundizará su desaceleración este año, ante el enfriamiento de la economía norteamericana y el temor a las políticas de la nueva administración.

“La aprensión del mercado con respecto a la dirección de las políticas macro y micro bajo la administración de (Andrés Manuel) López Obrador podría tener un efecto visible sobre la actividad al restringir las condiciones financieras internas y hacer que los agentes económicos nacionales sean más defensivos en sus decisiones de gasto e inversión”, aseguró Alberto Ramos, economista en jefe para América Latina de Goldman Sachs,.

El crecimiento estimado para 2019 es de 1.9 por ciento, según una encuesta de Bloomberg, pero el rango de previsiones es muy amplio. Bank of America Merrill Lynch y Credit Suisse prevén 1.0 y 1.2 por ciento, respectivamente y los más optimistas son Capital Economics y Banco Santander, con expectativas de 2.5 y 2.3 por ciento.

Leve mejoría en el sexenio
El crecimiento de la economía de México durante la administración de Enrique Peña Nieto se ubicó como la de mayor expansión desde la presidencia de Ernesto Zedillo, de acuerdo con datos del Inegi.

Durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto, la economía de México creció en promedio 2.4 por ciento, mientras que en el de Zedillo se observó un crecimiento promedio de 3.4 por ciento.

Aun así, la economía mexicana no ha podido abandonar la zona de estancamiento, ya que el promedio arrojado durante la presidencia de Peña es muy parecido al crecimiento promedio de 2 por ciento que reportó el sexenio de Vicente Fox y al 1.8 por ciento que registró la administración de Felipe Calderón.

Durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto tuvo su mayor dinamismo en 2015 (3.3 por ciento) y su más bajo desempeño en 2013 (1.4 por ciento).

De acuerdo con el Inegi, durante el cuarto trimestre del año, el Producto Interno Bruto (PIB) mostró un crecimiento de 1.9 por ciento anual con base en cifras ajustadas por estacionalidad, y a su vez, mostró un incremento de 0.3 por ciento en comparación del trimestre anterior.

Mientras que el PIB del país reportó en 2018 un crecimiento de 2 por ciento a tasa anual, cifra que se ubicó ligeramente por debajo del 2.1 por ciento que pronosticó el sondeo de analistas consultados por Bloomberg.

Fuente: El Financiero

Comments are closed.