miércoles, junio 23

La emergencia continúa en Sian Ka’an

0
1700

Mientras que la cifra de 2 mil 500 hectáreas consumidas por el fuego en la Reserva de la Biosfera Sian Ka’an, manejada de manera oficial esta semana, es un dato preliminar, la emergencia continúa, a menor velocidad, pero sigue siendo riesgosa para la vida de los combatientes y para la salud del Area Natural Protegida.

Este lunes más de 100 personas se desplegaron en el perímetro noroeste del siniestro, cerca de la laguna Chunyaxché, en donde están trazando líneas cortafuego y apagando de manera directa las llamas; también continuaron los recorridos aéreos en los helicópteros de la Sedena para ubicar con más rapidez posibles focos secundarios y apagarlos antes de que reactiven el fuego.

Desde hace dos semanas las labores de combate no han parado. Conforme avanzó el fuego fueron habilitadas en la zona siniestrada los espacios para la implementación de “helipistas”, que a la fecha suman ocho, pues debido a la inaccesibilidad al terreno por tierra, los combatientes son transportados vía aérea.

Auque el control ya es cercano al 90 por ciento, la contención de la línea de fuego se ha mantenido debajo de ese porcentaje y este lunes se ubicó en casi el 70 por ciento, por lo que el incendio sigue siendo de alto riesgo para las personas que trabajan en su combate.

Desde este fin de semana son dos helicópteros los que trabajan en la zona de emergencia, haciendo vuelos de reconocimiento, transportando cuadrillas de combatientes y llevando helibaldes con agua para sofocar el fuego.

Dentro de la emergencia, una de la ventajas es la cercanía de la laguna Chunyaxché, de donde están abasteciéndose de agua para apagar el incendio antes de que avance más, pues en algunas partes ya sobrepasó el polígono de Sian Ka’an y más de la parte afectada está fuera de la zona núcleo Muyil.

El número de combatientes se mantuvo por arriba de cien desde el día ocho de la emergencia, pues la idea es no dejar que avance más, para evitar que siga afectando el área que fue declarada Patrimonio de la Humanidad.

Para llegar a un control del 85 por ciento y un 65 por ciento de liquidación del incendio, fueron realizadas 30 maniobras de descarga de agua y mezcla retardante mediante el uso de un helicóptero MI-17 equipado con helibalde en toda la línea de fuego, con un tiempo de vuelo de cinco horas con 35 minutos.

Los puntos que aún están activos son atendidos de manera manual, mediante brechas cortafuego y ataque directo, además de descargas de agua mediante los helicópteros MI-17, concentrando el esfuerzo de todos los combatientes en el perímetro noroeste.

Fuente: PorEsto

Leave a reply