domingo, enero 17

Arranca la temporada 2018 en el Kukulcán en una nostálgica noche

0
493

Jugadores de antaño, una banda de rock, y cientos de souvenirs y bellas edecanes, recibieron a los aficionados que se dieron cita en la ceremonia inaugural de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB) en el Parque Kukulcán Álamo.

La fiesta del béisbol arrancó este martes en el Parque de la Serpiente Emplumada que registró un lleno impresionante para la ceremonia inaugural.

Ceremonia que presidió el jefe del Ejecutivo estatal, Rolando Zapata Bello, acompañado de autoridades deportivas y los hermanos Arellano, dueños del conjunto melenudo.

La fiesta de inauguración también contó con la presencia del jugador de las Águilas del América, Henry Martín, quien demostró que es un ídolo dentro y fuera de la cancha y la afición le dio caluroso aplauso.

También como invitados especiales estuvo otro deportista, la esgrimista Abigail Valdez, quien recibió un reconocimiento de Zapata Bello.

Ya con el parque casi lleno se dejó ver el espectáculo que hizo emocionar a los aficionados con la retrospectiva de los Leones. Y es que la historia y el legado de los melenudos es algo tan grande como la esencia misma del yucateco, del pasado y del presente.

Martín un futbolista consolidado en el balompié nacional fue el encargado de batear la primera bola del partido que lanzó el gobernador del Estado, Rolando Zapata Bello, como receptor estuvo uno de los hijos de los Arellano y como ampáyer la alcaldesa María Fritz Sierra.

Desde el palco VIP presenciaron el acto protocolario jugadores de antaño, Luis “Rayo” Arredondo, Pilar Rodríguez, Gener Rivero, Leonel “Coronel” Aldama, Wíliam Berzunza León.

Y es que antes de que saltaran al terreno de juego los jugadores que integran esta edición 2018 de los Leones y sus aficionados, y para quienes no lo sabían, recibieron un repaso de la emocionante historia que se han inscrito a lo largo de 50 temporadas.

La ceremonia removió a muchos aficionados y ex Leones como el ‘Rayo’ Arredondo que según dijo vivió sentimientos encontrados en esta ceremonia que tuvo detalles emotivos.

Casi dos horas duró la ceremonia protocolaria y el show que montó la organización melenuda, el lanzador perfecto, Óscar Rivera protagonizó el momento cumbre, tras simular el juego perfecto del 7 de agosto de 2005, el receptor de esa noche memorable fue Héctor Castañeda, quien también estuvo presente.

Comenzó la fiesta y la afición como siempre se dio cita en el inmueble de la colonia Morelos, ahora sólo hay que esperar que los Leones rujan toda la temporada.

Comments are closed.