viernes, mayo 24

La gatita de Karl Lagerfeld que podría heredar su fortuna

0
86

La gata Choupette se convirtió en una de las partes más importantes de la vida del diseñador alemán Karl Lagerfeld, quien murió a los 85 años de edad.

Esta gatita no era para Lagerfeld una mascota como cualquier otra, ya que la mente maestra detrás de Chanel mencionó que era su verdadero amor y podría ser la heredera de sus 125 millones de euros. En abril de 2018, dijo a la revista Numeró que “Choupette es la heredera de mi fortuna, sí. Junto con otros. No se preocupen, hay dinero para todos”.

Pero el verdadero amor hacia Choupette fue revelado durante una entrevista con CNN en 2013, en la que Lagerfeld se arrepintió de que “aún no hay matrimonio entre animales y humanos… jamás hubiera pensado que me enamoraría de un gato”.

Lagerfeld contó a CNBC que Choupette llegó a sus manos de casualidad durante una Navidad, cuando uno de sus amigos le pidió que cuidara a su gatita birmana mientras salía de viaje, “pero cuando regresó, le dije que Choupette que se quedaría conmigo y se convirtió en la gata más famosa y rica del mundo”.

Choupette se volvió tan famosa que de acuerdo con El País, luego de sacar su libro Choupette: The Private Life of a High-Flying Fashion Cat (Choupette: La Vida Privada de un Gato de la Moda de Alto Vuelo) , comenzó a cobrar tres millones de euros al año por colaborar con marcas de moda.

La gatita lleva una vida de lujo, ya que además de tener más de 130 mil seguidores en Instagram, cuenta con su propio guardaespaldas, chef y dos cuidadoras que la atienden en cualquier cosa que necesite.

Algo que Lagerfeld nunca permitió es que Choupette hiciera “trabajos vulgares” como ser la imagen de alimento para gato, sino que trabajaba mano a mano con modelos para portadas de revistas, aparecía en publicidad para automóviles y era la imagen de una marca de maquillaje japonesa.

Además, la firma Lagerfeld confeccionó varios productos con la imagen de la gata, como bolsas, zapatos, vestidos, camisetas, gorros y hasta velas.

Aún no está claro quién se encargará de cuidar a Choupette, pero sin duda será una tarea muy exigente de realizar para que la gatita mantenga el estilo de vida al que estuvo acostumbrada durante años.

Fuente: Milenio

Comments are closed.