lunes, mayo 10

La península de Yucatán es líder en casos de VIH

0
691

Quintana Roo, Campeche y Yucatán ocupan los primeros lugares a nivel nacional en casos nuevos de infección del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) y del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida). El incremento de la incidencia se ha hecho evidente en hombres de entre 19 y 24 años y la situación preocupa a los especialistas, explicó el responsable de la Clínica de VIH del Hospital Regional del ISSSTE de Mérida, Alejandro Guerrero Flores.

De acuerdo al último informe del Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH y SIDA (Censida), el estado con la mayor tasa de casos nuevos de infección del virus en el país es Quintana Roo, con 9.7 por cada 100 mil habitantes. Le siguen Campeche, con una tasa de 4.4 y el tercer puesto lo ocupa Yucatán, con una tasa de 3.2.

En el caso lidera el ranking con una tasa de 5.7 por cada 100 mil habitantes, le siguen Quintana Roo con 3. de casos nuevos diagnosticados como Sida, Campeche 6 y Yucatán ocupa el cuarto sitio, con 2.5.

El crecimiento de la epidemia se hace evidente en jóvenes de entre 19 y 24 años, predominantemente en varones. De hecho, el sector de mayor riesgo de contagio es el de hombres que tienen sexo con hombres, explicó Guerrero Flores.

Eso sí, agregó que la población juvenil en general es vulnerable porque “es muy aventada, audaz” y “no le interesa” el tema, ya que si se sienten bien, creen que están sanos o ya no temen infectarse ante la creencia de que el padecimiento ya no es mortal. “Es falso decir que nadie muere por esto. El virus circula en la sangre y afecta a todo el organismo”, recalcó.

En este sentido, reconoció que la mortandad por la enfermedad sí ha disminuido pero eso no significa que los pacientes necesariamente gocen de una buena calidad de vida, pues el estigma del VIH y Sida “no se ha superado” e incluso es uno de los motivos por los que las personas no se realizan pruebas de detección, ante la posibilidad de perder el empleo, escuela o “el respeto de la familia”.

“El estigma sigue siendo en el Siglo XXI uno de los principales elementos contra los que hay que luchar desde el punto de vista educativo. Tan sólo con ver la actuación del Congreso del estado de Yucatán, al no convocar a aceptar el matrimonio igualitario, eso hace que crezca la epidemia”, sostuvo.

El especialista manifestó su preocupación ante el aumento de casos en la región peninsular, ya que cada vez recibe a más pacientes con VIH. “Todos los médicos que atienden el VIH, tienen la misma preocupación: esto no para. Los médicos podemos hablar de prevención pero es otro sector de la salud el que tiene que hacerla. El sureste es una región del país que hay que atender en todos los aspectos de salud”, puntualizó.

En su opinión, la “vacuna” para prevenir más casos de VIH y Sida es la educación, tanto en los recintos escolares desde los niveles básicos, como en el ámbito familiar, ya que es en este espacio en el que “se inculcan las buenas prácticas”. “Es necesario que los jóvenes cuenten con la información adecuada”, insistió.

Por su parte, la directora de Enseñanza e Investigación del Hospital Regional de Alta Especialidad de la Península de Yucatán (HRAEPY), Judith Ortega Canto, declaró que en los estados falta voluntad política para establecer un programa de educación sexual científica y con perspectiva de género, la cual es necesaria para que cada individuo tenga “autodeterminación” sobre su cuerpo y ejerza una sexualidad responsable.

“Conocer y comprender las infecciones de transmisión sexual es fundamental. En la medida en que esta preocupación pueda permear hacia la población, tendremos mayores posibilidades de que el problema sea contrarrestado y controlado”, sentenció.

Fuente: La Jornada Maya.

Leave a reply