viernes, mayo 7

La Policía de Progreso niega queja de tortura

0
589

 

Jefe policíaco de Progreso: “No me presto a juegos”

PROGRESO.— Hoy miércoles se cumple una semana del asesinato del policía municipal Luis Manuel Pacheco Chuc, pero la Fiscalía General del Estado aún no informa del avance de las investigaciones del crimen ni si hay o hubo detenidos.

El agente, quien era originario de Hunucmá y tenía de 32 años de edad, fue asesinado el miércoles 10 a las 2:30 de la madrugada en la caseta de vigilancia ubicada en la calle 37 con 112 de la colonia Vicente Guerrero, en el poniente de la ciudad.

El oficial fue sepultado el domingo 14, a las 8 de la mañana, tras ser velado en la casa familiar en Hunucmá, a donde llegó el cuerpo el sábado a las 10 p.m. Sus familiares pidieron justicia, y castigo para los asesinos.

El día del sepelio, Emilio Caamal Gutiérrez, director de la Policía Municipal, dijo que por la gravedad del caso y el sigilo de las pesquisas no se podía informar del avance, pero “se tienen pistas sobre los presuntos asesinos”.

Denuncia pública
Anteayer lunes, en Facebook, Yopis Pech acusó al alcalde Julián Zacarías Curi, la policía Melina Uribe Febles y a Caamal Gutiérrez de abuso de autoridad, detención ilegal y golpizas que causaron que ella aborte a su bebé de dos meses de gestación. Además, los responsabilizó de lo que les pase a ella y su familia.

Narró que ella, su esposo, Roni Gonzalo Torres Mena, y un amigo de éste fueron detenidos el miércoles 10 poco después de las 3 a.m., sin que les informen el motivo legal, y después que los torturaron se enteraron que un policía fue asesinado.

Indicó que su familia consiguió amparos para ella y su esposo, pero solo la liberaron a ella a las 10 p.m.

Al salir, ella leyó “pantallazos” de las publicaciones que Zacarías Curi hizo en Facebook el miércoles 10 en la mañana “donde dice que ya tenían a 3 detenidos, un hombre y una mujer (sic), las cuales misteriosamente desaparecieron (las borró)”.

“A mí me soltaron sin ningún cargo; al amigo de mi esposo por disturbios y a él (Torres Mena) lo trasladaron a la Fiscalía” como presunto homicida del policía.

“En su informe los policías dicen que lo detienen en la calle 37 entre 98 y 100 caminando con una sudadera negra y un cuchillo, lo cual es falso, ya que se puede apreciar en el vídeo como lo detienen en la puerta de mi casa y se escucha como grita mi nombre y pide auxilio”.

La mujer informó que interpusieron demandas penales y civiles contra Zacarías Curi por difamación y calumnia, y contra la Policía Municipal “por secuestro, tortura, fabricación de pruebas y por el asesinato de mi bebé en gestación”.

“Y a usted Emilio Caamal solo recuerde que teníamos un contrato firmado por el secuestro del 14 de octubre de 2018 y que usted nos pagó 15,000 pesos para quitar la demanda contra la Policía Municipal y reparar el coche que dañaron, así como firmamos un acuerdo ante (la Comisión de) Derechos Humanos), el cual violó, por lo cual ya puse públicos los vídeos del 14 de octubre de 2018, los cuales usted me suplicó que borrara porque no quería quedar mal ya que apenas acababa de llegar a Progreso.

“Te pregunto Julián: ¿cómo sabías que había una mujer y dos hombres detenidos por el asesinato cuando ni nosotros sabíamos porque nos levantaron?”, cuestionó la quejosa.

Caamal Gutiérrez dijo ayer que las acusaciones son falsas, “no me presto a los juegos de esa señora” y que ella acusa para defender a alguien que todos conocen, “saben como es y todo lo que ha hecho”.

Fuente: Diario de Yucatán

Leave a reply