domingo, mayo 26

La realidad virtual favorece a las empresas y a los clientes

0
50

Realizar una operación en tercera dimensión, simulando que el corazón de un paciente está en sus manos; hacer pruebas virtuales de un auto que aún no está en el mercado; visualizar cómo será una gran obra de infraestructura, todas estas y más son las posibilidades que ofrece la empresa europea Dassault Systèmes.

El vicepresidente de la empresa para Norteamérica, Dean Marsh, explicó en entrevista con MILENIO que con el diseño de productos de diferentes industrias en tercera dimensión, se logran ahorros en tiempo, costos, productividad y, en general, en cualquier aspecto del proceso de un producto o servicio.

“Nos enfocamos en duplicar el mundo físico dentro del virtual”. Lo que hacemos, dice, es crear un gemelo digital del producto como un avión, un carro, solo por mencionar algunos ejemplos, y la computadora genera pruebas físicas del mundo real, que se pueden certificar y así se prueban nuevos diseños sin haber creado el producto físico.

Por ejemplo, pensemos que los costos de un auto son elevados, “pero si creas el diseño y lo pruebas de múltiples maneras, primero en la computadora hasta que tienes lo que crees que debe ser, piensa en cuánto tiempo, dinero, y vehículos que no tendrás que chocar, lo mismo con aviones, trenes, o cualquier producto”.

Marsh se pregunta en ese momento: ¿Y si hablamos de simular el cuerpo humano, cómo funciona exactamente por dentro? Si tienes una enfermedad del corazón, si vas a una operación, si ésta puede ser visualizada, simularla y practicar antes de ser realizada en una persona. Pero qué tal si en la operación virtual se puede ver exactamente tu corazón, y que los médicos sepan que si se hace de esta u otra manera será más fácil la intervención y exitosa. Esto es lo que realmente impacta la vida de las personas, dice convencido el directivo de la empresa.

Afirmó que cada vez se está más cerca de que la realidad virtual sea ciento por ciento cercana a la real.

Respecto a la resistencia de algunas personas a creer que los desarrollos pueden ayudar a sus empresas, dijo: “Si se piensa en los avances de la tecnología hace 18 años, Netflix no existía, los teléfonos inteligentes no existían. El reto para los clientes es estar dispuestos a ser líderes, crear lo que hoy no existe, vivir nuevas experiencias o bien, quedarse atrás”.

Entre los clientes de la firma Dassault Systèmes están, Boeing (fabricante de aviones); la juguetera IMC Toys y la petrolera estadounidense ExxonMobil.

Y ADEMÁS

APOYOS EN EL TERRITORIO
Esta empresa europea donó en septiembre pasado 10.5 millones de pesos para equipar el primer laboratorio de 3D CAD de Fablab Impact en Ciudad de México.

De la mano de gobierno federa y estatal esperan abrir el próximo año otros Centros de Innovación, que serán lugares abiertos al público, a emprendedores, donde pueden usar y desarrollar tecnología en Tijuana, BC, Puebla, Estado de México y Nuevo León.

Fuente: Milenio

Comments are closed.