miércoles, junio 23

La rebelión de los desplazados

0
685

La rebelión de los desplazados

Por Francisco Garfias

09 de Abril de 2021

Dura la reacción de la Asociación Mexicana de Laboratorios Farmacéuticos (Amelaf) por la decisión del ISSSTE de comprar en la India 158 claves (medicamentos) que representan 47 millones de piezas.

El monto de lo que se va a adquirir ronda los 2 mil millones de pesos.

Esta asociación, que representa 40 laboratorios nacionales, ya había participado en 123 claves de las 158 que el ISSSTE solicita a la empresa Pharmexil de ese lejano país.

Son compras de emergencia que dependencias del sector salud se han visto obligadas a hacer por los escasos inventarios con los que actualmente disponen.

En este espacio hemos hablado, una y otra vez, del fracaso que significó la precipitada decisión de encargar la compra de medicamentos a la UNOPS. Se suponía que México obtendría mejores precios y mayor calidad. Costoso error.

El organismo de la ONU trae un desfase de seis meses en el procedimiento. Ni siquiera ha podido concluir los procesos de licitación para el 2021. Lo peor. No enfrenta responsabilidades.

El resultado de la “genial idea” es una seria crisis de desabasto de medicamentos en las farmacias de hospitales y unidades médicas, con el consecuente impacto en enfermos que carecen de sus medicinas.

En un comunicado, la Amelaf exige que la industria farmacéutica mexicana sea tomada en cuenta y no sea desplazada. “Es la que invierte, genera empleos, paga impuestos en México”, subraya.

Pero el Presidente prefiere comprar en el extranjero las medicinas, so pretexto de que hay corrupción. Sobra decir que entra en contradicción con su discurso de que debemos ser autosuficientes y producir lo que consumimos.

* Roberto Madrazo es uno de los políticos mexicanos más controvertidos. Emblema del priismo que dominó México durante décadas, su carrera ha corrido paralela a la de su paisano Andrés Manuel López Obrador. Siempre en posiciones encontradas.
Madrazo ha sido gobernador de Tabasco —le ganó a AMLO en cuestionada elección—, presidente del PRI cuando su adversario era jefe de Gobierno; candidato a la presidencia de la República en el 2006. Quedó en tercer lugar, detrás de Felipe Calderón y del propio Andrés Manuel, que, a la fecha, se dice “robado”.

Buscamos al priista para conocer los motivos que lo llevaron a escribir el libro México: la historia interminable (Editorial Planeta). Nos dio cinco razones:

1) La destrucción de las instituciones que está en marcha. Nos llevó más de 30 años construir la democracia institucional. AMLO no acepta frenos ni contrapesos institucionales, organismos autónomos, opiniones diferentes. Vivimos un régimen autoritario. Estamos regresando al país de un solo hombre. A la dictadura perfecta.

2) La obsesión insensata de AMLO por regresar al pasado. Un pasado que le costó caro al país con Luis Echeverría y López Portillo y así nos fue. JLP derrochó miles de millones de pesos y México quedó en bancarrota. AMLO es una síntesis de los dos.

3) La locura de ignorar el futuro y sacar a México del mundo; de encerrarnos a defender nuestro subdesarrollo. No entiende que el país no sobrevivirá aislado. Necesita generar confianza, atraer inversiones, conectar con los países desarrollados.

4) El siglo XXI tiene retos en educación (él hace la contrarreforma), ciencias (no simpatiza con ellas), tecnologías (no las conoce).

5) Es un agitador social en la Presidencia. Esto es bueno para crear problemas, no para resolverlos.

Ahí se la dejo.

* Hoy sabremos de qué está hecho el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Si es autónomo o lo controla el Ejecutivo.
Circuló ayer en redes sociales un análisis sobre el Proyecto del TEPJF en el que se afirma que a Félix Salgado no le será restituida la candidatura, pero a Raúl Morón sí.

Ese documento no es del Tribunal. Viene del INE.

Pero, hasta donde sabemos, el proyecto sobre Félix “viene revocando (el acuerdo del INE), pero sólo para que la autoridad gradúe la sanción y no considere únicamente la pérdida de registro”.

El INE tendría que dictaminarlo de nuevo y confirmar el retiro de la candidatura a Salgado o suavizar la sanción.

Si confirma, Morena lo impugnaría otra vez. Alargaría para ganar tiempo y movilizar. Luego le dirán al TEPJF que está en el límite y que no hay retroactividad.

Fuente: Excelsior

Leave a reply