domingo, agosto 9

La reparación del “paso deprimido” seguirá en pausa

0
466

El Ayuntamiento informó que no se encuentra en estos momentos en condiciones para decidir si vale la pena reparar el “paso deprimido” o es más factible taparlo; esto último, dijo, incluso es una decisión que debería tomarse con la ciudadanía.

Por ahora se ve como una vialidad de la ciudad que debería estar en funcionamiento, pero está en espera del dictamen que emitan los colegios de ingenieros para definir lo que se haría en ese lugar, agregó.

“Dependiendo de ese dictamen y del costo que implique, como autoridad entonces nos tocará tomar la decisión de hacer la reparación o posponerla”, señaló la Comuna. “Pero es definitivo que si su costo es elevado y no contamos con recursos extraordinarios para la reparación, no se podrá hacer a la brevedad”.

Ayer informamos que el Colectivo 4 de Julio propone rellenar el “paso deprimido”, inundado desde hace casi un mes, luego del paso de la tormenta tropical “Cristóbal”, al recordar que hoy sábado se cumplen nueve años de que se construyó esa obra en medio de un escándalo y agresiones a quienes se oponían.

Cuestionamientos
Con motivo de los señalamientos del Colectivo 4 de Julio, que propone rellenar el “paso deprimido”, el Diario preguntó al Ayuntamiento de Mérida cuáles son los trabajos que se requieren para que funcione de nuevo, si vale la pena repararlo y si es factible taparlo.

A la primera pregunta, en un comunicado el municipio respondió: “Hasta el momento estamos a la espera del dictamen que emita el Colegio de Ingenieros para definir lo que se haría en el paso a desnivel”.

El Ayuntamiento añadió que no solo se trata de una inundación que se solucione con pipas que saquen el agua, sino que la megacisterna que hay debajo de la superficie de rodamiento ya está cuarteada y con filtraciones directas del manto freático a causa de la cantidad de agua que cayó primero por la tormenta “Amanda” y luego por “Cristóbal”.

También señaló que el agua subió por encima de los niveles considerados originalmente cuando se construyó. Ya se erosionó y cuarteó la superficie de rodamiento de los vehículos, de manera que la reparación no será sencilla, pero se está a la espera del dictamen de los colegios de ingenieros.

En cuanto a si vale la pena repararlo, la Comuna señaló que se trata de una vialidad de la ciudad ubicada en una zona de elevada afluencia de vehículos y personas, y como tal debe estar en funcionamiento.

Funcionalidad
“La responsabilidad del Ayuntamiento es que todas las vialidades, incluida esa, sean funcionales y por eso la incluimos en el catálogo de obras a las que destinaríamos el empréstito solicitado al Congreso”.

Respecto a la sugerencia del colectivo para cerrar ese paso a desnivel, el municipio precisó que para empezar esa es una decisión que debería tomarse con la ciudadanía, no de manera unilateral por esta autoridad, y además eso dependerá del dictamen que esperan recibir en fecha próxima por parte de los colegios de ingenieros.

“Como autoridad lo que nos toca ahora es hacer todo lo posible por poner de nuevo en funcionamiento esa vialidad. Las opciones que apuntan a cerrar o clausurar esa vía tendrían que ser motivo de análisis profundo, que considere la situación en que la obra quedó luego de las lluvias, pero para eso estamos a la espera de lo que digan los expertos”, se agregó.

Fuente: Diario de Yucatán

Leave a reply