lunes, octubre 26

La Roma apelará a otro milagro en la vuelta

0
268

Mohamed Salah rubricó dos goles de antología, y también asistió en las anotaciones de Sadio Mané y Roberto Firmino, para llevar al Liverpool a una victoria en casa 5-2 ante el Roma, su exequipo, que dejó al club inglés con un pie en la final de la Liga de Campeones de Europa.

La exhibición de Salah fue exquisita frente a una ingenua defensa romana. Con su estadio Anfield hecho una caldera, el Liverpool marcó sus cinco goles en un abrumador lapso de 33 minutos entre el final del primer tiempo y el inicio del segundo.

El equipo italiano revirtió un 4-1 adverso ante el Barcelona en los cuartos de final, y los goles de consuelo de Edin Dzeko y Diego Perotti en los últimos diez minutos le dejaron con un déficit similar para remontar.

En otra actuación rutilante de su sensacional primera temporada en Liverpool, Salah abrió el marcador a los 36 minutos con un zurdazo de comba y aumentó a los 45 elevando el balón ante la salida del guardameta brasileño Alisson.

El delantero egipcio ahora suma 43 goles en todas las competiciones esta campaña, con cinco posibles partidos por delante.

Salah apenas daba rienda suelta a su calidad, dándose un banquete ante la audaz propuesta romanista de adelantar su línea defensiva. Fue así que puso los centros que Mané y Firmino aprovecharon para anotar goles idénticos a los 56 y 61 minutos, respectivamente.

Firmino cerró la cuenta de los “Reds” a los 69 minutos con un cabezazo picado al tiro de esquina ejecutado por James Milner.

El Liverpool alcanzó los 38 goles en la actual edición del certamen, 11 más que el siguiente equipo. Pero no puede ponerse a empacar maletas para la final de Kiev, el 26 de mayo.

Dzeko bajó con el pecho un pase a profundidad para el 5-1 a los 81 y, cuando Milner bajó con la mano un disparo de Radja Nainggolan, el argentino Perotti transformó la pena máxima a los 89.

Un resultado agridulce

Jurgen Klopp, entrenador del Liverpool, lamentó el “error defensivo” y el “pénalti que no fue”, acciones con las que el Roma marcó dos goles en Anfield, pero aseguró que un 5-2, “aunque parezca que no, es un grandísimo resultado”.

“Hicimos 80 minutos perfectos, pero nos castigó un error defensivo que Dzeko aprovechó y un pénalti que no fue. Me hubiera ido más contento con un 5-0 o un 5-1, pero todos estamos de acuerdo en que un 5-2 es un grandísimo resultado. Antes del encuentro no pensé que fuera posible”, manifestó Klopp tras el duelo.

“Los chicos lo hicieron muy bien. Marcamos cinco goles pero podríamos haber anotado más”, añadió.— EFE

Comments are closed.