La tuberculosis aún no se erradica y es catastrófica

0
29

Seguramente ha escuchado a alguna persona toser a su lado, desde un familiar, vecino o compañero de trabajo. Esa tos puede ser el indicio de una enfermedad pulmonar llamada tuberculosis, que es contagiosa y mortal si no se atiende a tiempo, pero que es curable, siguiendo el tratamiento adecuado.

La asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) proclamó el 24 de marzo como Día Mundial de la Tuberculosis. En esa fecha, en 1882, el Dr. Robert Koch anunciaba al mundo el descubrimiento de la bacteria responsable de la tuberculosis, la Mycobacterium tuberculosis.

Aunque en un tiempo se pensó que la tuberculosis se había erradicado de México y Yucatán, eso no pasó y cada vez son mayores los casos que dan a conocer las autoridades.

En el estado, el año pasado fueron diagnosticados de 250 casos, de acuerdo con los registros del diputado, Dr. Manuel Díaz Suárez, presidente de la Comisión de Salud y Seguridad Social del Congreso del Estado. A estas alturas, en el 2018 ya habían unos 30 casos confirmados.

Pero, ¿qué provoca la tuberculosis y cuál es su tratamiento?

Principalmente, la tuberculosis es una enfermedad infecciosa originada por la micobacteria (conocida como la Mycobacterium tuberculosis, de Koch), que se extiende como un hongo en los tejidos infectados, principalmente, el pulmón.

El bacilo se transmite a través del aire, cuando se tose, estornuda o se habla, y se caracteriza por la formación de tubérculos o nódulos en los tejidos infectados.

“Puede afectar a diferentes órganos del cuerpo, en especial a los pulmones, produciendo tos seca, fiebre, expectoraciones sanguinolentas y pérdida de peso. En las radiografías se ve como cavernas en el pulmón”, indicó.

Uno de los agentes que producen la enfermedad en Yucatán, aseguran las autoridades de salud, es el humo de cocinas y por la quema de basura.

“En las poblaciones y municipios, así como en las periferias de Mérida, la gente, en especial, las amas de casa, siguen cocinando en un fogón de leñas”, señaló el galeno y legislador.

Ya que la combustión de leña en las cocinas producen humo, que las mujeres y los que viven en la casa respiran todo el tiempo, lo que genera enfermedades respiratorias y pulmonares, además de la convivencia con personas que fuman.

TRATAMIENTO ES GRATIS

Debido a que la tuberculosis es considerada como parte de las enfermedades catastróficas su tratamiento es gratis, incluido los análisis para verificarla o descartarla y todos los centros de salud están obligados a atender a los enfermos.
Es un hecho que puede confundirse con otras enfermedades, pero la clave es la tos y flemas por más de 15 días, además de que la flema sea con sangre.

Hora de hacer historia, avancemos hacia la eliminación de la tuberculosis: SSY

Las autoridades de Salud de Yucatán realizan constantemente la búsqueda intencionada de tuberculosis en los grupos vulnerables, albergues, Centros de Readaptación Social (Cereso), diabéticos y personas con VIH-Sida, afirmó el doctor René Armando Rodríguez Suárez, responsable estatal del programa de mico bacteriosis de los Servicios de Salud de Yucatán.

En entrevista, a propósito del Día Mundial de esta enfermedad, Rodríguez Suárez dijo que ponen más atención, dentro de los grupos vulnerables, en las personas que padecen diabetes y VIH-Sida, pues el tiempo de vida se reduce entre cuatro y seis meses tras contraer la enfermedad.

Confirmó que el año pasado se presentaron 250 casos nuevos de tuberculosis pulmonar, que es el más común y 55 casos de otros tejidos.

En ese sentido, invitó a los yucatecos para mantenerse alertas ante cualquier indicio de tuberculosis, aplicarse las vacunas respectivas y no auto medicarse.

“El principal síntoma es la tos con flema por más de 15 días, cuando sucede debemos acudir a cualquier centro de salud en donde el personal está preparado para comenzar con los estudios y aplicar el tratamiento adecuado. Es importante no automedicarse”, acotó el médico.

La tendencia en los últimos 15 años, dijo el entrevistado, es a la disminución de la prevalencia, que va de una tasa de 13.3 casos por cada 100 mil habitantes a 11.3 casos. También el índice de curación se ha elevado de 33% en 1997 a 91% en el 2017.

“La mortalidad por tuberculosis pulmonar en los últimos 14 años se ha reducido de tres defunciones por 100 mil habitantes en 1997 a 1.1 en el 2018”, explicó el funcionario.

En ese sentido, dijo, los retos de los nuevos años es la creciente asociación de casos de tuberculosis con otras enfermedades que lo agravan, como la diabetes (25%), el VIH-Sida (10%), el alcoholismo y la desnutrición (7%) y la farmacorresistencia.

Hoy en día, la tuberculosis sigue siendo un problema de salud pública y afecta el bienestar de las personas alrededor del mundo, pero no figura, en México, entre las primeras 20 causas de muerte. Sin embargo, los esfuerzos se mantiene para llegar a la meta de Pulmón Sano.

Fuente: Punto Medio

Comments are closed.