sábado, noviembre 16

La Unión Tepito ya produce drogas en la CDMX

0
208

 

Encuentran dos narcolaboratorios en vecindades en el centro del barrio bravo; presuntos criminales modificaron edificios con rutas de escape y escondites

El operativo para detener a Óscar “N”, El Lunares, líder de una célula de La Unión Tepito en el número 33 de Peralvillo, colonia Morelos, alcaldía Cuauhtémoc, dejó como saldo 31 personas detenidas, el hallazgo de dos narcolaboratorios, una bodega con armas de grueso calibre, diferentes dosis de drogas y 1.5 millones de pesos en efectivo.

Entre los 31 arrestados no se encontró al cabecilla de la célula criminal de La Unión, quien, se presume, pudo haber escapado momentos antes de que elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), la Policía de Investigación (PDI) de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, así como de la Marina, arribaran al número 33 de Peralvillo.

En el operativo que se realizó durante la madrugada del martes, se desplegaron 600 elementos de la SSC y 90 de la PDI, acompañados de 147 efectivos de la Marina, con dos órdenes de cateo para cuatro inmuebles al interior de la vecindad.

Peralvillo 33 está conformada por varios edificios de tres niveles, en medio se encuentra una estancia general para los condóminos; no tiene más que una salida que funge también como entrada.

La primera orden de cateo se ejecutó en dos inmuebles, lo que dejó el aseguramiento de dos narcolaboratorios con 50 kilos de precursor químico, 2.5 toneladas de mariguana, 20 kilos de cocaína y 4 kilos de metanfetamina, además de 13 armas de fuego cortas, 13 largas, un lanza granadas, 17 cargadores de arma larga y 37 de corta; mil 520 cartuchos útiles y 20 granadas.

La segunda orden de cateo se realizó en otros dos inmuebles, en donde no se halló nada, más que obra negra, pues estos departamentos estaban siendo acoplados como un búnker de operaciones, señalaron fuentes consultadas.

Laberinto. Primeras versiones policiales arrojaron que existía un narcotúnel que presuntamente conectaba con otras salidas sobre la calle de Jesús Carranza; sin embargo, esta versión fue negada por las autoridades, toda vez que las modificaciones que ya se le habían hecho al conjunto habitacional parecían tener recovecos que no eran más que “clavos”, pequeños compartimentos para ocultar droga sobre el piso.

Las modificaciones de este edificio estaban conectadas por una serie de escaleras que daban a dos pisos; uno de ellos, ubicado en la parte alta, ya tenía puestos azulejos, ventanas y luz eléctrica.

La parte baja de esta estructura se encontraba en obra negra, en donde se hallaron costales de cemento y, se presume, estaban por instalar la luz eléctrica, de acuerdo con fuentes consultadas por EL UNIVERSAL.

Entre los hallazgos realizados en el mega operativo también se ubicaron imágenes de santos, ofrendas, altares con cráneos, más de 100 cámaras de seguridad y referencias que ligaban el contenido hallado con Óscar “N”, El Lunares.

Hasta entrada la noche del martes, Peralvillo 33 se encontraba bajo el resguardo de los elementos de la policía capitalina y PGJ.
A través de las denuncias de habitantes se logró la ubicación de estos centros de operaciones, pues constantemente se veía a personas armadas, mismas que eran las generadoras de violencia y venta de droga, entre otros hechos delictivos, en la zona.

El jefe de la policía capitalina, Omar García Harfuch, aseguró, en conferencia de prensa, que en un predio contiguo a la vecindad se aseguró un terreno que probablemente era utilizado como pensión y en el que fueron localizados varias unidades que cuentan con reporte de robo a así como varios costales cuyo contenido era, al parecer, marihuana.

Los ahora imputados y todo lo asegurado fueron puestos a disposición del agente del Ministerio Público para definir su situación jurídica.

El operativo realizado la madrugada del martes en la colonia Morelos, se suma al realizado el mes pasado, pero sobre las calles de Manuel Doblado, para el retiro de comercio ambulante, acción policial que estuvo encabezada por el extitular de la SSC, Jesús Orta Martínez.

Fuente: El Universal.

Leave a reply