miércoles, abril 1

La vacuna contra la gripe podría estar en las ¿llamas?

0
159

Científicos crearon una combinación de anticuerpos de humanos y llamas que protege de la gripe.

MADRID.- Una combinación de anticuerpos de llamas y de humanos administrada mediante un virus protege de casi todos los tipos de gripe. El experimento se ha realizado en ratones y muestra toda la complejidad de la lucha contra el virus de la gripe o influenza, pero también buena parte del ingenio humano.

De acuerdo a El País, aunque aún queda mucho para su ensayo en humanos y muchas cosas pueden salir mal hasta entonces, esta nueva estrategia acerca la promesa de una vacuna universal contra la influenza.

El virus de la gripe es uno de los más escurridizos que hay. Además de los centenares de tipos, subtipos y cepas identificados, su tasa de mutación es muy alta.

Buena parte de esa habilidad del virus para la fuga se la debe a una sustancia que, como si fueran flores, brota de su superficie en ramilletes de tres en tres. Se llama hemaglutinina (HA), una proteína que destaca en un doble sentido: es la encargada de fijar el virus a la célula infectada pero también es la parte más expuesta y a la que primero reaccionan las defensas.

Por eso, las vacunas actuales apuntan contra la hemaglutinina, en particular sus tres cabezas. Desde mediados del siglo pasado, el virus de la gripe H3N2 ha sufrido 75 cambios en las proteínas HA. Esto ejemplifica porqué la vacuna es también diferente cada año y solo puede diseñarse para una o dos de las cepas dominantes cada temporada.

A diferencia de los humanos, los anticuerpos de camélidos son más pequeños y tienen diferentes objetivos.

“Los anticuerpos de los camélidos se conocen desde hace algún tiempo y tienen varias propiedades únicas que los hacen atractivos para el desarrollo de fármacos”, explica en un correo electrónico el investigador de la división de enfermedades infecciosas y vacunas de Janssen y coautor del estudio, Joost Kolkman. Son unas 10 veces más pequeños que los anticuerpos humanos.

Así que Kolkman y otra treintena de científicos seleccionaron cuatro diferentes anticuerpos de un grupo de llamas inmunizadas con vacunas contra diversos tipos de virus de la gripe o con respuesta inmune a la hemaglutinina de otros.En cultivos, vieron que detectaban y actuaban contra la HA, tres de ellos en el tallo. Pero cada tipo de anticuerpo de camélidos actuó contra una determinada variedad de virus.

Antes de probarla en ratones, la creación con cuatro tipos de anticuerpos diferentes de las llamas se completó con una porción de un anticuerpo humano (inmunoglobulina G).”Se puede realizar la humanización de los anticuerpos de llama obteniendo anticuerpos que comparten más del 98% de identidad con los anticuerpos humanos”, explica Kolkman. Tras inyectar estos anticuerpos de amplio espectro a los ratones antes de infectarlos con la gripe, comprobaron que su tasa de supervivencia era mayor que con las vacunas convencionales.

La respuesta inmune de ratones y humanos es muy parecida pero no idéntica“, aclara el profesor de investigación ya retirado del Centro Nacional de Biotecnología, Juan Ortín.

Fuente: Sipse

Comments are closed.