miércoles, mayo 22

Lakers, con el prestigio olvidado

0
44

Los Lakers arrastran un año más con el prestigio y glamour que los tiene como la segunda franquicia más ganadora en la historia de la NBA y vuelven a coquetear con la mediocridad de no clasificar a la postemporada, una historia que han repetido de forma ininterrumpida los más recientes seis años.

El fin de semana se prendieron todas las alarmas al interior de un equipo que luce con muy poco espíritu de competencia, a pesar de contar en sus filas a partir de esta campaña con LeBron James, acaso el mejor jugador de su generación.

La derrota en su visita ante los Pelícanos —que se dieron el gusto de jugar sin Anthony Davis— hizo que James cuestionara el esfuerzo de sus compañeros, “es que parece que no tienen un sentimiento de urgencia (por ganar) desde que comienza el partido”, dijo James, quien camina por la cuerda floja de no clasificar a la postemporada por primera ocasión desde 2005.

Los Lakers viven de su pasado. Sus 16 coronas (una menos de las que tienen los Celtics) lucen distantes luego de que la última la conquistaron hace nueve años, y desde hace cinco años no son siquiera capaces de ganar uno de ocho boletos de la Conferencia Oeste para la postemporada.

La llegada de James en el receso de campaña parecía el primer paso en la dirección para acabar con la malaria de no estar en playoffs y hasta el 25 de diciembre el proyecto lucía viento en popa al ser terceros del Oeste, pero en esa jornada de Navidad comenzó su pesar con la lesión de LeBron, hecho que marcó su declive hasta estar fuera de zona de playoffs.

Una marca de 9-17 (6-10 sin LeBron) desde Navidad los tiene ahora en un predicamento cuando les restan 22 partidos en un calendario en el que 14 encuentros son ante equipos que están en zona de postemporada.

No estoy acostumbrado a perder… vamos a ver qué pasa”, dijo James sobre la posibilidad de quedar fuera de playoffs después de la derrota ante los Pelícanos del sábado, pero con el rendimiento de los Lakers a la baja su racha de 14 años en postemporada corre riesgo y aún más la de haber disputado las últimas ocho finales con los Cavaliers y el Heat.

 

Fuente: Excélsior

Comments are closed.