lunes, octubre 21

Las expectativas de crecimiento, a la baja

0
1193

La calificadora S&P Global Ratings observa limitadas las expectativas de crecimiento del estado de Campeche, como resultado de la falta de inversión privada, no obstante, su actividad económica está mostrando señales de recuperación. En ese contexto, elaborar una estrategia de más largo plazo para aumentar los ingresos propios es una tarea pendiente para la administración.

La agencia confirmó la calificación crediticia de emisor de largo plazo en escala nacional de “mxA” de Campeche, así como la perspectiva Estable. Lo anterior también incluye la observación de un muy bajo nivel de endeudamiento y una posición de liquidez adecuada en términos de las obligaciones financieras de la entidad.

“La actividad económica de Campeche está mostrando señales de recuperación, aunque la falta de inversión privada limita las expectativas de crecimiento. En este contexto, elaborar una estrategia de más largo plazo para aumentar los ingresos propios es una tarea pendiente para la administración”, explicó la agencia.

“Consideramos que las expectativas de crecimiento relativamente bajo del estado, en comparación con las de México, y las consideraciones políticas, limitan su capacidad para incrementar sus ingresos propios. Además, la potencial desaceleración de la economía mexicana podría afectar eventualmente las transferencias a los gobiernos locales y regionales mexicanos, e influir en su capacidad para generar ingresos propios”, añadió.

Pese a la poca flexibilidad en los ingresos de Campeche, se espera que la administración financiera de 2015 al 2021 continúe con medidas financieras prudentes, como un control más fuerte del crecimiento del gasto corriente en el periodo del 2019 al 2020, y una adecuada liquidez y administración de deuda.

Asimismo, indica que el gobierno busca fortalecer sus fondos de contingencia para cubrir las reducciones inesperadas en las transferencias federales. Por lo que se considera que la administración necesita mejorar aún más su planeación de financiamiento de largo plazo a fin de reducir su vulnerabilidad a eventos desfavorables, como la débil actividad económica.

Fuente. Punto Medio.

Leave a reply