miércoles, noviembre 13

Las inyecciones de rodilla serían la fuente de la ‘eterna juventud’

0
505

El medicamento de Unity Biotech podría tratar una condición artrítica intratable en pruebas humanas en estado avanzado.

Escuchar que Nathanial “Ned” David lo diga, el medicamento de osteoartritis que su Unity Biotechology comenzó a probar en humanos el pasado otoño hace mucho más que solo ayudar a guerreros de fin de semana que envejecen a regenerar el cartílago en sus rodillas lastimadas. Es el primer paso para hacernos sentir otra vez jóvenes.

“Envejecer no es un fenómeno rígido, inflexible”, dijo en una sala de conferencias llena de analistas y financieros de Wall Street en Midtown Manhattan. “La naturaleza ha creado perillas de control que utiliza y gira para cambiar la expectativa de vida de diferentes organismos. Finalmente, como científicos, aprendemos a identificar algunas de estas perillas y realmente convertirlas en una estrategia terapéutica”.

David, de 51 años, estaba en Nueva York para explicar la ciencia tras UBX0101, el medicamento que Unity tiene en estudios clínicos avanzados de fase 1 para tratar la condición artrítica intratable, que afecta a 14 millones de estadounidenses. Se espera que la compañía libere los primeros resultados dentro de las próximas varias semanas. Los analistas, científicos y pacientes observan de cerca.

La ambición de David es establecer un nuevo campo científico que él denomina medicina senolítica. Los senolíticos son pequeñas partículas que pueden selectivamente inducir la muerte de células que han entrado a un estado conocido como senescente: ya no se dividen y, en su lugar, provocan inflamación crónica de bajo nivel que daña a las células cercanas. El senescente está asociado a una gran variedad de enfermedades que ocurren casi siempre en la vejez, como son cardiopatía, glaucoma, ataques al corazón y artritis. Si el cuerpo elimina estas células zombis, considera David, se podrán revertir los estragos del tiempo.

Unity es parte de un pequeño grupo de compañías, incluida la subsidiaria de atención médica de Google, Calico, que intentan lograr avances en biología molecular para aumentar el ciclo de salud humana, el tiempo que una persona está sana. La idea, dice David, es no solo prolongar la vida, sino permitir que personas mayores vivan vidas más sanas. “No solo somos una compañía de senolíticos. También exploramos mecanismos alternativos que puedan extender el ciclo de salud humana”, dijo.

La reacción de los trajeados reunidos en Nueva York (entre los que había analistas de Citigroup, Goldman Sachs y Morgan Stanley) fue respetuosa, pero silenciosa. Después de todo, solo como 12 por ciento de todos los medicamentos que entran a pruebas clínicas resultan exitosos, según un informe de 2018 del Centro Tufts para el Estudio de Desarrollo de Medicamentos. Y, en gran parte, la ciencia en la que Unity basó su estrategia no ha sido probada en humanos; los científicos solo comenzaron a comprender hace poco los vínculos entre la senescencia y las enfermedades asociadas con el envejecimiento.

El medicamento para artritis, y en general los senolíticos, es intrigante, dice Salim Syed, director de investigación en Mizuho Securities USA LLC y asistente en la conferencia de inversores de Nueva York, pero “definitivamente no son pan comido”.

Aun así, el posible beneficio del medicamento de artritis de la compañía tiene a los inversores observando de cerca. Luego de recaudar 222 millones de dólares en capital de riesgo de Jeff Bezos, Peter Thiel, Fidelity y otros por la solidez de sus estudios preclínicos, Unity cotizó en la bolsa el pasado mayo y recaudó 85 millones en la oferta pública inicial que valoró a la biotecnológica en 700 millones de dólares.

David, un bioquímico de Harvard y la Universidad de California en Berkeley, ha fundado otras cuatro compañías, incluida Kythera Biopharmaceuticals, que ganó la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) por un medicamento para la papada antes de que lo comprara el productor de Botox Allergan Plc por 2 mil 100 millones de dólares en 2015. Otra, Syrrx, recaudó 79 millones de dólares de capital de riesgo y se vendió a Takeda Pharmaceutical Co. por 270 millones de dólares en 2005, antes de obtener la aprobación para el medicamento para la diabetes Nesina en 2013.

En 2017, los investigadores financiados por Unity publicaron un ensayo en la revista Nature Medicine que demuestra que eliminar las células senescentes de rodillas lastimadas en ratones con UBX0101 no solo reducía el dolor, también hacía que la articulación regenerara el cartílago. Los científicos después repitieron el hallazgo utilizando tejido de rodillas humanas eliminados de pacientes que habían pasado por trasplantes completos de la articulación.

La osteoartritis de la rodilla es una enfermedad dolorosa en la cual el cartílago entre los huesos se desgasta. En 2018, hubo 725 mil trasplantes de rodilla en Estados Unidos. De ser exitosa, la medicina de Unity podría reducir la necesidad de cirugía y generar hasta 6 mil 700 millones de dólares al año en ganancias, según una nota investigaba reciente de Goldman Sachs Group Inc. sobre la compañía.

En otoño, los médicos comenzaron a inyectar UBX0101 en rodillas de pacientes mayores que sufrían de moderada a severa osteoartritis . “Ahora los nuevos medicamentos para trasplantar rodillas son bastante ineficientes”, dice Matthew Harrison, analista de biotecnología en Morgan Stanley.

“Creo que la biología es muy interesante y creo que los principales datos de ratones que tienen indican que hay algo en esos datos”.

Unity no niega su gran visión de solucionar el problema del envejecimiento. En septiembre, cuando el director general Keith Leonard, colaborador desde hace mucho de David, se presentó en Power Lunch de la CNBC, opinó que la ciencia tras el primer medicamento de Unity podría aprovecharse no solo para tratar problemas de osteoartritis o visión, sino también la insuficiencia cardiaca y pulmonar, así como la cognitiva, y una gran variedad de “otras cosas que debemos aceptar como el curso normal del envejecimiento”.

La selección de osteoartritis de la rodilla como su primer objetivo permite que el equipo administre el medicamento en la articulación y monitoree de cerca cómo afecta las células envejecidas a su alrededor. Unity anunció en enero que también busca aprobación de la FDA para comenzar pruebas en humanos para un segundo medicamento administrado localmente, UBX1967, que atacaría enfermedades oculares relacionadas con la edad.

Los primeros datos en humanos de Unity de los estudios en rodillas demostrarán si el medicamento afecta a 30 diferentes marcadores celulares que se cree que están asociados con el envejecimiento celular. “Es una nueva ciencia”, dice Syed de Mizuho Securities. “Y toma un poco más de tiempo para que los inversores digieran nuevas áreas de ciencia. Así que mucha gente está escéptica, pero los que siguen esto analizarán de cerca los primeros datos en humanos”.

Fuente: El Financiero

Leave a reply