sábado, agosto 24

Lebron James con el poder para derrocar a grandes como de la NBA

0
103

Jamás tuvieron tan cerca el mito de Kareem Abdul-Jabbar.

A LeBron James lo separan 5,592 puntos de convertirse en el máximo anotador histórico de la NBA. Actualmente el alero de 34 años de edad ocupa el cuarto casillero, delante de Michael Jordan y por detrás de Kobe Bryant, justo los jugadores con los que siempre se ha comparado al originario de Akron desde su llegada a la liga en el 2003.

Los 38,387 tantos que consiguió Jabbar entre 1969 y 1989, parecían fuera del alcance para el resto de las estrellas. El legendario pívot de los Bucks y Lakers vivió en una época donde las reglas y su superioridad física le permitían dominar a sus rivales en la pintura e incrementar sus estadísticas.

Pero tres décadas después está en riesgo la mejor de todas. Ya Jordan y Bryant lo habían puesto en peligro, aunque el primero fracasó por un desafortunado paso por el beisbol y el segundo por una lesión que acortó su carrera.

Ahora James, quien se sigue mostrando como el jugador más dominante de la liga, tiene tres años más de contrato con los angelinos y si mantiene el promedio que tuvo en esta campaña presumiblemente podría llegar al récord en el 2022.

En su primer año con los Lakers promedia 27.5 puntos por encuentro, el cuarto porcentaje más alto de toda la liga. A su equipo aún le quedan 11 partidos por disputar en la actual temporada, y es prácticamente un hecho que no avanzarán a los playoffs.

Manteniendo sus registros terminaría el año con 32,741 unidades. Pasados los primeros 30 juegos de la campaña 2019-20 igualaría a Kobe Bryant, mientras que para alcanzar a Karl Malone le faltarían dos temporadas, o un aproximado de 160 juegos disputados.

El último y más difícil obstáculo, lo igualaría a la mitad de su último año de contrato y le harían falta un total de 216 compromisos. Si las lesiones lo respetan, ese es el camino que apuntó a tomar el “Rey” de cara al trono como el máximo anotador en la historia de la NBA.

Fuente: El Sol de México

Comments are closed.