lunes, noviembre 18

Leones de Yucatán derrota 7-0 a Guerreros de Oaxaca

0
277

Los Leones de Yucatán se llevaron todo el botín del “Eduardo Vasconcelos”, donde por la manera de cómo jugaron iba a ser difícil que los Guerreros de Oaxaca lo hubieran impedido.

Y es que, por un lado, Yoanner Negrín subió inspirado a la lomita, teniendo una de sus mejores actuaciones este año lanzando pelota de un jit en siete actos completos, y con el respaldo de par de bombazos, “back to back” de Leo Heras y Sebastián Valle se alzaron con otra victoria, pero ahora por lechada de 7-0.

Los brazos del preparador panameño Enrique Burgos y Andrés Ávila acabaron de pintar de blanco a los bélicos, que durante todo el partido sólo una vez alcanzaron la antesala, en la octava, pero hasta ahí les dio.

El estelar cubano simplemente estuvo soberbio. Con un pitcheo inteligente, en el que cuando había que meter lanzamientos arriba de las 90 millas lo hacía, con curvas y cambios cayéndole en zona buena hicieron ver mal al bateo de casa.

El tercero en el orden Moisés Sierra fue el único que pudo batearle de Jit a Negrín, en el primer episodio, en el que también firmó un pasaporte, pero esa amenaza rápido se diluyó cuando Sebastián Valle sorprendió fuera de la segunda colchoneta al dominicano.

De ahí en adelante, Negrín se agigantó, retiró en fila, de la segunda hasta la séptima, apuntándose un más que merecido triunfo, que adornó con ocho ponches.

Ante la joya de pitcheo del cubano, sus compañeros estaban más que obligados a respaldarlo y lo hicieron. En el mismo primer acto, anotaron la de la quiniela con imparable productor de Art Charles ante los envíos del derrotado Ryan Kussmaul, que tuvo una labor de menos a más.

Ya en la tercera, los reyes de la selva rugieron con fuerza estremeciendo el “Eduardo Vasconcelos” cuando Leo Heras descargó un tablazo de cuatro esquinas por el central, llevándose por delante al “Pepón” Juárez y para no ser menos, Sebastián Valle siguió con otro bambinazo.

Después de este par de sacudones, Kussmaul sujetó a las fieras, los enjauló. Ya no le pudieron hacer nada más retirando en filas la cuarta, quinta, sexta y séptima. En total terminó por admitir ocho indiscutibles, con cinco anestesias, dos de ellas para Xavier Sgruggs. No transfirió a nadie.

Luego de que el martes le sacaron el partido en la novena, el venezolano Miguel Socolovich entró entre abucheos y de la misma manera salió en la salida de las fieras, retirando dos auts. Otra vez, le pegaron permitiendo tres carreras más, dos de ellas remolcadas por Liddi, y la otra por pecado del antesalista Orlando Piña.

Ahora, Yucatán regresa a casa buscando dos triunfos para acabar con el actual campeón de la Zona Sur.

Fuente: Novedades Yucatán

Leave a reply